lunes, 27 de junio de 2016

Thelvia Marín Mederos, una artista excepcional


Foto: Periódico Escambray

Autora: María de los Ángeles Polo Vega

Este domingo fue sepultada en La Habana Thelvia Marín Mederos, pintora, escultora, música, poeta, novelista, dramaturga, periodista; una artista excepcional que estaba próxima a cumplir sus 94 años, pues había nacido el 28 de agosto de 1922.


Cuando la entrevisté hace poco más de un año para el programa Perfiles de la Emisora COCO, disfruté con creces de la simpatía y jovialidad de esta cubana, combatiente de la lucha clandestina, que fue capaz de desafiar a las fuerzas represivas de la tiranía batistiana, especialmente al sanguinario Esteban Ventura, cuando la llevó prisionera a la Quinta Estación de la Policía, de cuyo encuentro me hizo una anécdota fabulosa.

Pero también fue en su casa de Santa María del Mar, donde se reunió la dirección nacional del Movimiento 26 de Julio, presidida por Frank País, luego del regreso de este de la nación azteca, cuando con Fidel Castro y José Antonio Echeverría firmaron la Carta de México.

José Martí fue siempre presencia permanente en la vida y obra de Thelvia Marín Mederos y para él, salieron de sus manos versos, lienzos, esculturas…

Para hablar de Martí
tendría que decir
lo que nunca le dije a la montaña
frente al mar en corolas,
bajo los pájaros azules de distancias.

Tendría que estrenar

el pulmón de las rocas
para hacerlas cantar
con tu voz de futuro
con tu voz de caminos inéditos;
con tus pasos, que ensanchan
el eco de tu voz.

Alumbrar con el sol

derretido en mi sangre
tu ejemplo hecho valor, mensaje, fuerza
para seguir el viaje
y entregarte el dolor cuajado en beso;
y darte la verdad en cada gota
de sangre derramada…

Quiero las aguas vivas

que encienden las arterias de los pueblos
mordidos por la infamia,
quiero el yugo deshecho
y la cadena rota
por la conciencia que viviera esclava,
la misión de semilla
que siembra tu palabra
y el amor que me da, con su mensaje,
la alegoría de la rosa blanca.

Entre los grandes méritos de Thelvia Marín sobresalen la condición de miembro de honor de la Unión Nacional de Periodistas de Cuba, la distinción Félix Elmuza por su labor en la prensa clandestina y guerrillera, y en la de la Revolución victoriosa.

Aquel día en que la llamada telefónicamente a su casa de Santos Suárez con el propósito de ponernos de acuerdo acerca de los detalles para la referida entrevista, recuerdo que estaba, con sus 92 años ya cumplidos, subida en un andamio, creando, moldeando, esculpiendo.

¡Nunca dejó de sorprenderme!

Mucho pudiera decir de esta artista, cuya presencia se hizo sentir en otros frentes tales como el Consejo Nacional de Cultura y el Ministerio de Relaciones Exteriores, donde se desempeñó como consejera cultural de Cuba en otras naciones, pero prefiero que la conozcan mucho mejor por sus versos…

Estos son algunos de sus Poemas Breves:

22

Llevo mi mano
hasta el punto final de tus deseos.
Guarda mi piel el tibio
sabor de su latido.
Cuando cesan tus ansias
un ángel alza el vuelo.

26

Lo mejor de hacer el amor
con un buen equipo
de realidad virtual
es lo que se siente después
al hacer el amor
con un buen equipo.

27

Epitafio

No pedí nacer;
tampoco pedí morir:
tanto la vida como la muerte
están en deuda conmigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario