jueves, 14 de abril de 2016

¡Cuidemos el insustituible líquido vital!



Restauración de redes en La Habana Vieja Foto Alexis Rodríguez

Autora: Caridad Labrada Curbelo

A pocos días de efectuarse el VII Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC), continúan las inversiones para la ejecución de nuevas obras hidráulicas, mientras el aprovechamiento justo del agua aún representa una decisión ciudadana.

Próximos a la reunión cumbre de la organización partidista de Cuba a realizarse del 16 al 19 de abril, los resultados del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) refieren parte del esfuerzo realizado para avanzar en la Política Nacional del Agua, aprobada por el Consejo de Ministros en el  2012, respecto al uso racional del vital líquido para la vida doméstica y económica del país.

Sin embargo, las variaciones climáticas entre las que sobresale la sequía y la afectación del manto freático de numerosas fuentes naturales de abasto, hacen necesario colaborar al máximo con las autoridades competentes para hacer más efectiva la reducción de los ciclos del suministro que en los últimos tres años permitió el mejoramiento higiénico-sanitario en los territorios.

De acuerdo al informe del INRH, el mayor énfasis inversionista del sector se dedica a ampliar el programa de rehabilitación de redes, acueductos y alcantarillados hasta la vivienda, conductoras, trasvases y estaciones de bombeo, con el propósito de elevar la calidad del servicio y disminuir las pérdidas, fundamentalmente en las 12 más importantes ciudades de la isla, entre las que se encuentra La Habana.

Aunque los especialistas precisan el año anterior como el más grave y prolongado incidente de sequía reportado desde hace 115 años, las medidas tomadas auguran un nuevo triunfo al perseverante hacer de los cubanos que hoy están determinados a continuar el proceso de medición, no solo en el sector doméstico y estatal, sino también en las fuentes superficiales y subterráneas de abasto.

Cabe destacar que desde el 2010, existe un grupo multidisciplinario de investigadores, liderados por ingenieros y especialistas del INRH,  responsabilizados con la evaluación, vulnerabilidades, y riesgo de la sequía como fenómeno climatológico, para lo cual ha sido indispensable la integralidad de proyectos científicos de meteorólogos y geógrafos, entre otros.

Pero, además, se trata de colaborar actualmente en la embestida popular que  involucra a profesionales, técnicos, obreros y principales autoridades de los ministerios de Industrias y de Comercio Interior en un plan para la producción y venta de herrajes hidrosanitarios, entre otros implementos, con la visión de aprovechar toda alternativa sustentable que no permita desperdiciar el agua.

Aún queda por añadir el compromiso ciudadano de una acción responsable dentro de la sociedad, siempre en función de una mejor planificación y consumo del líquido vital.

No hay comentarios:

Publicar un comentario