sábado, 5 de marzo de 2016

Historias de humo y cenizas



Zaida del Río. Foto: Marianella Dufflar
Autora: Lien Martí Rodríguez

Alrededor del mundo del tabaco se mueven toda una gama de personalidades y hechos que confluyen en cada festival. No se puede dejar pasar sin goce este momento trascendente. Sería como ver el humo que se escapa en cada bocanada sin apreciar la hoja que se quema lentamente y sin sentir la historia detrás de cada vitola.

Por eso esta serie de trabajos: Historias de humo y cenizas


Entrevista a la pintora Zaida del Río

¿Qué te inspira hoy en sentido general?

“Lo que sucede alrededor de mi persona,  mis propias ilusiones, mis ideas que son por etapas. Acabo de hacer una exposición de retratos de 20 campeonas olímpicas del mundo y de distintas modalidades deportivas, para las próximas olimpiadas, todavía no se ha puesto en Cuba. En el Festival del Habano, también me inspiro, pues todo lo relacionado con el tema que aborda, sin dudas es importante, relevante y muy interesante por todo lo que representa para nuestra historia y porque es algo en lo que me tengo que poner a trabajar sobre una idea, no es lo que me viene a la mente, sino algo ya sugerido de alguna manera”.

Una y otra vez se puede disfrutar de tu presencia en el festival, ¿a qué debemos la deferencia?

“Participo en el festival porque siempre hago algo, en otros momentos han subastado humidores decorados por mí, también se han subastado algunas de mis obras, otras veces he cantado en cenas con el Septeto Habanero, con el que trabajo desde hace algún tiempo para hacer un disco. En la exposición que siempre hace el Fondo de Bienes Culturales tomando como temática el habano siempre participo. A veces he decorado algunos stands o pinto guayaberas, entrego premios, perfumes, en fin, distintas cosas y todo lo que puedo hacer…”

¿Qué obra presentas en la Galería Habanos este año?

“En la galería tengo expuesta ahora mismo una pieza titulada Hay humo en tus ojos, obra inspirada en la canción de lengua inglesa de igual nombre. Escogí y realicé esa obra porque no me gusta ser tan obvia, hacer una vega, por ejemplo. También disfruto inspirarme en otras cosas, en este caso la canción que es tan famosa y tiene muchos años…”

Eres una persona que ejerce una influencia magnética en las personas que te conocen, ¿A qué usted cree que se deba eso?

“Las personas tienen su magnetismo personal y yo trato de limpiarme, trato de limpiar mi aura, mi cuerpo, mi mente todos los días con todas las cosas que he aprendido que se puede hacer y eso te ayuda a andar por la vida más libre para relacionarme con las personas  y para crear y para ser feliz”.

¿Eres feliz?

“Mucho”.

¿Cómo defines tu felicidad?

“En sentirme en paz, en sentirme bien y en ir logrando poco a poco las cosas que me propongo. Ver la vida linda ya da felicidad. Tener más ojos para la belleza que para lo feo, es hacer de alguien una persona feliz”.

En cuanto a tu libertad, hábleme de ella, porque eres una persona enteramente libre y eso lleva una paz y una tranquilidad. Hábleme de su paz

Es muy rico sentirse dueño de su tiempo. Tengo 60 años y salí de una familia en la que durante años vi muchas mujeres frustrarse, por la época en que nacieron, entre otras cosas. Yo vivo siempre mucho mí tiempo aunque a veces cuesta esfuerzo y sentimientos encontrados hasta llegar a un momento en que tienes esa estabilidad. No quiero decir que para tener libertad tengas que estar sola, pero si lograr ser dueño de tu tiempo es algo muy bueno.  Yo soy de muchas maneras, puedo llevar una vida tan normal como cualquier otra mujer, levantarme, hacer las cosas que hay que hacer para estar en este mundo.  Para mí misma yo soy una sorpresa. Soy algo enigmática, soy de todo un poco, depende del día y del ángel que baje”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario