viernes, 16 de junio de 2017

Donantes de sangre de la Cruz Roja habanera predican con el ejemplo

Foto: Ricardo López Hevia / Granma
Las donaciones voluntarias de sangre son una prueba más del carácter solidario del pueblo cubano.
Foto: Ricardo López Hevia / Granma
 
Autor: Gilberto González García

Este lunes 12 de junio 10 miembros de la Cruz Roja Cubana que realizan sus funciones en la Dirección Provincial de esa organización humanitaria en La Habana predicaron con el ejemplo al extender sus brazos para donar un poco de su sangre.
Según informó Carmen Silva Cañizares, especialista en Comunicación Institucional de la mencionada entidad, se organizó un banco de sangre en el salón de reuniones de la sede provincial para saludar con el altruista gesto la celebración del cercano Día Mundial del Donante de Sangre.

Esas donaciones se hicieron en coordinación con el policlínico Raúl Gómez García, de la barriada de Santos Suárez, perteneciente al municipio de 10 de Octubre.

Los 10 donantes voluntarios recibieron certificados de reconocimiento como única remuneración a cambio del vital fluido, concluyó Silva Cañizares.
Donantes voluntarios de sangre en la sede habanera de la Cruz Roja Cubana. Foto cortesía de Carmen Silva Cañizares
Donantes voluntarios de sangre en la sede habanera de la Cruz Roja Cubana.
Foto cortesía de Carmen Silva Cañizares


El Día Mundial del Donante de Sangre se celebra cada 14 de junio, desde el año 2004, con el propósito de crear una cultura mundial de la donación voluntaria, rendir merecido homenaje a quienes asumen esa noble actitud y resaltar la importancia que ésta reviste para la sociedad por ser un elemento primordial a la hora de salvar vidas.

La efeméride cuenta con el patrocinio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Federación Internacional de Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR), la Federación Internacional de Organizaciones de Donantes de Sangre y la Sociedad Internacional de Transfusión de Sangre, organismos fundadores que trabajan de conjunto para promover las donaciones voluntarias de sangre.
Fidel Castro donando sangre para las víctimas del terremoto del 31 de mayo de 1970 en Perú. Foto tomada de Cubadebate
Fidel Castro donando sangre para las víctimas del terremoto del 31 de mayo de 1970 en Perú. Foto tomada de Cubadebate


En Cuba se recuerdan momentos en que se realizaron verdaderas movilizaciones para organizar donaciones masivas ante desastres naturales ocurridos en otras naciones, como el devastador terremoto del 31 de mayo de 1970 en Perú, cuando el líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro, fue el primero en poner su brazo.

Y aunque estos son gestos de infinita belleza que ponen de manifiesto el carácter solidario de los cubanos, tanto o más importante resulta el programa cotidiano de donaciones, organizado principalmente por los Comités de Defensa de la Revolución, secundados por otras organizaciones como la Central de Trabajadores de Cuba.

Gracias a esta labor cada año se contabilizan cientos de miles de donaciones voluntarias de sangre. El ejemplo más cercano es el del 2016, que cerró con más de 414 mil 500.

La importancia que reviste esa tarea es enorme, pues la sangre que se obtiene no se utiliza solamente en las necesarias transfusiones para operaciones quirúrgicas o tratamiento de accidentes, sino también para la producción de múltiples productos útiles en la medicina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario