domingo, 12 de junio de 2016

Tabaquismo y enfermedades pulmonares ocultas



La causa principal de la Epoc es el tabaco. (Foto: buenavibra.es)
Autor: Doctor Alberto Quirantes Hernández

Millones de fumadores en el mundo pudieran padecer de enfermedades pulmonares “silenciosas” pendientes de  diagnosticar. Aun con resultados normales en pruebas habituales de función pulmonar, frecuentemente y sin darse cuenta ya padecen de una dolencia respiratoria significativa.


Por lo que es muy probable, que estas personas se encuentren en las etapas más precoces de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, conocida por sus iniciales como Epoc.

La búsqueda pulmonar

Utilizando técnicas avanzadas de imágenes, junto con pruebas en cinta caminadora y de la calidad de vida, se pueden identificar las primeras señales del padecimiento.

La Epoc es una enfermedad progresiva e incurable, se relaciona fuertemente con el tabaquismo y es la tercera causa principal de muerte en Estados Unidos.

Métodos empleados

En una investigación realizada en el National Jewish Health y publicada en la revista Jama Internal Medicine, se investigaron casi nueve mil personas de 45 a 80 años. La mayoría de ellas fumaron, al menos, un paquete de cigarrillos al día durante los últimos 10 años.

Alrededor de  la mitad se consideraron libres de enfermedad en sus pulmones, según los resultados encontrados en sus pruebas habituales de la función pulmonar.

Pero cuando se realizaron investigaciones adicionales, una gran parte de quienes se consideraban como “libres de enfermedad” presentaban algún tipo de problema pulmonar.

Se encontró enfisema o engrosamiento en las vías respiratorias en el 42 por ciento de ellos. Además, el 23 por ciento de los participantes tenían una falta significativa de aliento, en comparación con solamente un casi cuatro por ciento de los que nunca habían fumado.

El 15 por ciento de los individuos tardaban seis minutos en caminar menos de la tercera parte de un kilómetro, en comparación con el cuatro por ciento de los no fumadores.

Todos ellos también tenían una calidad de vida mucho peor cuando fueron comparados con los no fumadores.

El mito se fue
Con estos resultados queda desacreditado el mito del fumador sano. Por eso se hace manifiesta la importancia de la prevención y la cesación del tabaquismo para prevenir las enfermedades pulmonares y otros efectos malignos de fumar a largo plazo.

Diagnosticar tempranamente, prevenir  y tratar enfermedades como la Epoc de manera precoz, igualmente puede mejorar la calidad de vida de las personas.

En Cuba

En un artículo publicado en sitio digital del Ministerio de Salud Pública, Infomed, se expone como “la causa principal de la Epoc es el tabaco”. Sin él, la Epoc sería una enfermedad muy poco frecuente, ya que este hábito es el responsable del 90 por ciento de los casos.

De ahí que la primera medida en el tratamiento de la dolencia es el abandono del hábito. Sin embargo, un tercio de los pacientes diagnosticados no abandona el tabaco y la mitad de ellos muere al cabo de 10 años.

Asimismo, los afectados por Epoc están más expuestos al riesgo de desarrollar un cáncer de pulmón que cualquier otra persona.

En Cuba se intensifican las campañas contra el tabaquismo durante todo el año. El pasado 25 y 26 de mayo se realizó la XIV Jornada Científica Nacional de Prevención y Control del Tabaquismo en la provincia de Las Tunas y el tema central fue dedicado a los costos asociados a este.

Por su parte, el Instituto Nacional de Higiene, Epidemiología y Microbiología de la mayor de las Antillas, a propósito de la jornada de actividades por el Día Mundial Sin Fumar, convocó a sus investigadores, trabajadores e invitados a participar en la actividad científica del mes de mayo, los cuales asistieron al encuentro vestidos con alguna prenda de color verde, expresando con esto la esperanza de que se puede disfrutar del máximo de salud posible, al dejar de fumar y no exponerse al humo de tabaco ajeno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario