sábado, 16 de abril de 2016

La ciencia cubana al día


Valle de Viñales, Pinar del Río. Foto: Gilberto González García
Autora: Caridad Labrada Curbelo

Cuba es la mayor isla de las Antillas con una superficie total estimada en 110 mil 860 kilómetros cuadrados, donde abunda la fauna autóctona no venenosa y flora integrada por más de seis mil 500 especies sólo de plantas con semilla. 


De ahí la particularidad de su endemismo, considerada por los expertos como la cuarta entre las islas con mayor diversidad de plantas del mundo, destacándose por sus frutas tropicales y gran variedad de bosques de maderas preciosas, fomentados luego del triunfo de la Revolución de enero de 1959. 

En la actualidad el esfuerzo gubernamental en el área de forestales se debe a la necesidad de proteger alrededor del 48 por ciento de las especies cubanas que, por una causa u otra, se encuentran bajo amenaza de extinción. 

Precisamente, Las 50 plantas más amenazadas de Cuba es un volumen monográfico que se encuentra en proceso de elaboración para añadir más conocimientos sobre el quehacer científico relacionado con la protección de la naturaleza de los últimos años, llevado a cabo por profesionales del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma).

Las referencias sobre la minuciosa investigación precisan el inestimable interés científico y práctico por incorporar detalles en el texto que se apoya, además, en hermosas fotografías de excelente calidad acerca de las características, peligros, hábitats y modo de conservar, fundamentalmente las especies amenazadas.

De esta forma, Cuba se insertó en la campaña The Top 50 Plants, de la Unión
Internacionalpara la Conservación de la Naturaleza y los postulados del Programa Nacional de la Diversidad Biológica 2015-2020, por lo que la monografía obtuvo el Premio Nacional de la Academia de Ciencias de Cuba 2015.

Asimismo, la ciencia cubana se viste de gala con la continuidad de un proceso de evaluación del ecosistema terrestre de la sierra de los Órganos, en el occidente de la provincia de Pinar del Río, para reconocerlo como la séptima reserva de la biosfera del país.

El anuncio, dado a conocer por Maritza García García, presidenta de la Agencia de Medio Ambiente, precisa las condiciones existente en la zona, rica en diversidad biológica, con prácticas ecológicas racionales encaminadas a la protección de los recursos naturales y una comunidad que promueve el auge sustentable, razones todas que nos confirman el devenir de la ciencia cubana al día. 
Fotos: Internet

No hay comentarios:

Publicar un comentario