sábado, 19 de marzo de 2016

Sindicalismo cubano: El valor de entregar años amando el trabajo



Foto: Radio Rebelde
Autor: Lázaro Pérez Barcelona

Cuando el 24 de marzo se les entregue la distinción Florentino Alejo Fuentes a más de una centena de afiliados del Sindicato Nacional de los Trabajadores Metalúrgicos y Electrónicos cubano, se estarán reconociendo los resultados de una trayectoria laboral por 20 años las mujeres y 25 los hombres consagrados al trabajo en el sector.


La entrega de la distinción se realiza en actos solemnes y escenarios escogidos por los sindicatos de las provincias cubanas si, luego del proceso de evaluación en cada sección sindical,  resulten seleccionados afiliados que reúnan los requisitos para merecer tal homenaje.

La vida y obra de Florentino constituye una alta motivación política para los trabajadores del sector. Nació en el oriente cubano en el año 1906, desde edades tempranas se destacó por sus dotes de dirigente político, y como obrero trabajó de soldador en la construcción del Hotel Nacional de Cuba, de ahí su afiliación al sindicato metalúrgico. 

Por su identificación con las luchas campesinas orientales sufrió seis meses de prisión, lapso que aprovechó para estudiar y crecer como revolucionario, a tal punto que se enrola con los combatientes voluntarios por la libertad que participaron en la Guerra Civil Española, donde se destaca como comisario político, dando muestras del más noble sentimiento que pueda albergar el ser humano: el internacionalismo proletario. Cae gloriosamente en el Frente Zaragoza, cuando ostentaba el grado de Capitán.

Los 17 sindicatos nacionales tienen constituida una jornada de homenaje por el día del trabajador del sector, según dispone el órgano rector del sindicalismo cubano, la Centralde Trabajadores de Cuba (CTC), que culmina con la entrega de la distinción.  

Asimismo, este es el primer paso de un camino que conduce a alcanzar títulos honoríficos, avalados por el Consejo de Estado, hasta llegar al más elevado sitio en la trayectoria laboral, la de Héroe del Trabajo de la República de Cuba.

El día del trabajador de un sector y la entrega de la distinción une dos eventos políticos que recrean el valor moral y social del trabajo y la firmeza de las ideas revolucionarias, aportando  esfuerzos extraordinarios.

Cada sector está representado por un mártir obrero que entró a la historia por sus luchas heroicas en defensa de la causa del proletariado, por lo tanto la jornada de homenaje culmina con el Día del sector.

Los homenajeados surgen por las propuestas que realiza la dirección de la sección sindical al buró de empresa, si existiera a ese nivel de dirección, y si no, a la instancia municipal, en el decurso de un año.

Las propuestas continúan su recorrido hasta llegar al sindicato nacional, no sin antes ser objeto de una minuciosa revisión de los datos y de la trayectoria laboral consignada en cada expediente.

Honrar al mártir del sector por sus altos valores de heroicidad, entrega a la causa de los humildes, la defensa de la patria, el altruismo, la solidaridad con el resto de los trabajadores de todo el mundo que sufran de la expoliación capitalista, la inventiva tecnológica para sostener la vitalidad productiva, las tareas políticas y la ejemplaridad, y reconocer a los trabajadores que se destacan tanto en el trabajo como por sus valores humanos, es un proceso que no puede ser tomado como una tarea más por la dirección sindical y el resto de los trabajadores donde laboren los que sean propuestos para recibir el merecido homenaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario