miércoles, 23 de marzo de 2016

El movimiento sindical habanero liderado por mujeres


Foto: Lázaro Pérez Barcelona
Autor:Lázaro Pérez Barcelona 


En La Habana el movimiento sindical está encabezada por mujeres, si se tiene en cuenta que de 17 organizaciones provinciales 10 están dirigidas por féminas.


Sectores como el de la construcción, en el que la mayoría de sus trabajadores son hombres, está representado, no obstante, por una mujer como su secretaria general, por no sumar al resto de su equipo de dirección provincial donde también es mayoría el encargo femenino.

La mujer, dentro del sistema político derrotado por la Revolución Cubana, se tenía como un objeto de placer sexual, criada doméstica, administradora hogareña en el caso de la media y alta burguesía o como un ser inferior incapaz de conducir un vehículo con la misma destreza que los hombres, por solo mencionar un tópico que aún en el siglo XXI y a 56 años de transformaciones sociales, está presente en el pensamiento de no pocos varones. 

Es cierto que en épocas anteriores muchas mujeres se destacaron por sus valores intelectuales, carácter, capacidades para ocupar lugares importantes en cualquier actividad humana, pero constituían minorías e incluso, tuvieron que luchar contra la furia de la discriminación de los hombres incluidos los de sus propios familiares.

Así que contadas fueron aquellas que brillaron por sus dotes personales, que fueran igualmente aceptadas en cualquier esfera de la vida y no tuvieran que sufrir el crimen del ostracismo por su condición sexual.

Las ideas socialistas que vieron la luz a mediados  del siglo XIX, iniciaron el largo peregrinar por destruir barreras machistas, e incluso actitudes auto discriminatorias, enraizadas estas por costumbre social.

No es de extrañar pues que sobre la base de las luchas por la igualdad de la mujer, la reivindicación social fuera retomada por el triunfante sistema político que comenzó a construirse a partir del año 1959, promovida y organizada por la fundadora de la Federación de Mujeres Cubanas Vilma Espín Guillois, incansable luchadora por los derechos de la mujer dentro y fuera de las fronteras geográficas.  

Las secretarias generales de sindicatos como el de Industrias y las Comunicaciones, donde del mismo modo la mayoría de sus trabajadores son hombres, conducen el sector con la competencia requerida y la estimable aceptación de los afiliados, además de recibir el reconocimiento por alcanzar resultados loables en el desempeño de su responsabilidad.

Estas 10 dirigentes sindicales habaneras también son madres, esposas, hijas, hermanas, estudiosas. Militan en otras organizaciones que les demanda de su participación, y pueden con todo, con igual energía y firmeza que las de sus pares hombres, o quizá superior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario