jueves, 24 de marzo de 2016

Cuba entre los cuatro mejores del continente en baja prevalencia de tuberculosis


Diseño: Gilberto González García
Autora: Ania González Rodríguez 
 
Cuba arriba este 24 de marzo al Día Mundial de Lucha contrala Tuberculosis entre los cuatro mejores países del continente americano con baja prevalencia de la enfermedad, junto a Uruguay, Costa Rica y Estados Unidos; ello contribuye sin dudas que la isla posee, desde 1962, un programa nacional para su control.


Los resultados se pueden evaluar como loables si tenemos en cuenta que, según informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la tuberculosis constituye en el mundo una de las cinco causas primordiales de mortalidad en las mujeres desde los 15 hasta los 44 años de edad y el principal motivo de deceso de las personas infectadas por el VIH, mientras que en nuestro país la mortalidad por tuberculosis no constituye un problema de salud relevante y en la última década la tasa se ha mantenido por debajo de uno, por cada 100 mil habitantes. Actualmente se considera que la enfermedad se ha eliminado de una comunidad, cuando la incidencia llega a un caso o menos por cada millón de habitantes.

 “Unidos para poner fin a la tuberculosis”, es el lema en 2016 para la celebración de la efeméride, según convocatoria de la OMS y este engloba cuatro subtemas: “Juntos prevendremos la tuberculosis eliminando la pobreza”, “Juntos detectaremos, trataremos y curaremos mejor la tuberculosis”, “Juntos acabaremos con la estigmatización y la discriminación” y “Juntos promoveremos la investigación y la innovación”.

Este día mundial es otra oportunidad para reforzar el trabajo de concientización de las poblaciones y los gobiernos sobre la inmensa carga que la tuberculosis significa para la humanidad, pues cada año produce 1,5 millones de muertes relacionadas con ella, por lo que se considera una de las enfermedades infecciosas más letales.

Ningún habitante el planeta debe quedar indiferente ante el llamado de unirse en lucha contra la enfermedad, entre otros motivos, porque a la luz de nuestros días su asociación con la infección por VIH y la tuberculosis resistente a los antibióticos, representan un peligro latente para el desarrollo y la seguridad sanitaria a nivel mundial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario