sábado, 19 de marzo de 2016

Cómo mantener el colesterol bajo


Foto:
mejorconsalud.com

Autora: Zoila Lorente

El colesterol es un esterol (lípido) que se encuentra en los tejidos corporales y en el plasma sanguíneo. Se presenta en altas concentraciones en el hígado, la médula espinal, el páncreas y el cerebro; y pese a tener consecuencias perjudiciales en altas concentraciones, es esencial para crear la membrana plasmática que regula la entrada y salida de sustancias que atraviesan la célula.


Si bien se trata de un componente esencial que constituye parte de la membrana celular de muchos tejidos, hormonas y sales biliares, el que sus valores se disparen por encima de lo aconsejable es perjudicial para la salud. Aunque, en la mayoría de las ocasiones, una modificación de la dieta y de los hábitos alimenticios, junto con el aumento de la actividad física de manera moderada suelen ser suficientes soluciones para disminuir los niveles de colesterol en sangre.

Existen cuatro valores: el colesterol total; el LDL o malo, que va hacia las arterias causando una reacción inflamatoria conocida como ateroesclerosis, que provoca una disminución en su diámetro hasta el punto de obstruirse; el HDL o bueno, que actúa por distintas vías para evitar la formación del ateroma, removiendo el colesterol desde los tejidos hacia el hígado para su eliminación; y están también los triglicéridos, una grasa no derivada del colesterol.

Cuando los valores de este se encuentran elevados los especialistas indican medicamentos efectivos y seguros para bajarlos, pero la base del tratamiento debe ser un estilo de vida saludable, que incluya una dieta baja en grasas saturadas y colesterol, nutrientes esenciales, ejercicio aeróbico frecuente y mantener el peso ideal.

Una dieta rica en fibra que incluya cereales, frutas y verduras puede ayudar a reducir los niveles de colesterol. Sin embargo, si no tenemos tiempo para cubrir la cuota diaria de frutas y verduras, y consumir por lo menos 30 gramos de fibra todos los días, los jugos pueden ser una solución.

A continuación le ofrecemos la receta de un jugo cuyo consumo contribuye a la disminución de los niveles de colesterol en sangre. Los ingredientes son: un puñado de espinacas, la mitad de un manojo de perejil, cinco zanahorias, un trozo de raíz de jengibre, un diente de ajo y una manzana o la mitad de un tomate rojo.

Luego de lavar bien los ingredientes, córtelos en cuadritos y licúelos todos juntos, sirva la bebida con un poco de hielo y tómelo a diario; hay personas que consumiendo solo este jugo han bajado el colesterol durante cuatro semanas y por supuesto han vivido mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario