viernes, 26 de septiembre de 2014

El agua, indispensable para la vida


(Foto:www.adelgaceenlinea.com)
Autora: Giselle Ramírez Durán

El agua es uno de los elementos más  importantes para la vida, tanto como el  oxígeno.

Los  hombres necesitan ingerir  agua ya que la cantidad que se proporciona en virtud de las reacciones químicas que se producen en el organismo es completamente insuficiente para satisfacer sus necesidades y, además, debe compensar las pérdidas.

El conjunto de mecanismos que regulan la uniformidad del medio interno ofrece un alto grado de especialización; en esta regulación intervienen el riñón, los pulmones, el sistema endocrino y los sistemas amortiguadores.

En el adulto aproximadamente el  60 al 70 por ciento del peso corresponde a los líquidos (agua y electrólitos). En el volumen de líquidos corporales influyen una serie de factores: edad, sexo y volumen graso del cuerpo. Las personas jóvenes tienen un porcentaje de líquido corporal más alto que otras de mayor edad y los varones más que las mujeres. Los obesos tienen menos líquidos que los esbeltos, ya que las células grasas tienen poca agua.

Cuando hay una desproporción entre los líquidos ingresados y los eliminados, esta situación se conoce como deshidratación.

Las deshidrataciones son conocidas como una de las principales consecuencias de las Enfermedades Diarreicas, sin embargo pueden ponerse de manifiesto a través de otras perdidas de líquidos o por la inadecuada ingestión de estos.

Diariamente el cuerpo para realizar las funciones asignadas en el organismo necesita alrededor de dos litros y medio de agua. Habitualmente perdemos líquidos a través de la eliminación (orina y defecación), la respiración y a través de la piel con el sudor, por lo que es importante fomentar adecuados hábitos dietéticos e higiénicos en la familia.

La sed es la respuesta del cuerpo a la disminución de los niveles hídricos, pero es un indicador tardío de deshidratación. Signos como el cansancio, la debilidad, piel reseca, estreñimiento pueden alertarnos acerca del estado hídrico del organismo.

Se debe tener siempre agua disponible para beber y comer frutas y vegetales que contengan agua, no sustituir el agua por bebidas con gas o azucares. Vestir ropas adecuadas al clima e ingerir agua también en correspondencia con este y las actividades que se desarrollan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario