viernes, 9 de junio de 2017

Palabras claves: restablecer, servicio, vital, en, menor, tiempo, posible

Labores de rehabilitación de la conductora Cuenca Sur. Fotos: Odette Díaz Fumero
Labores de rehabilitación de la conductora Cuenca Sur. Fotos: Odette Díaz Fumero
Autora: Elena Iglesias Cuesta

Desde que el jueves 25 de mayo sufriera una avería la conductora Cuenca Sur, un equipo multidisciplinario de hombres y mujeres trabajan sin descanso para hacer mínimo el tiempo de la afectación sin ese servicio vital que es el abasto de agua a los habaneros.


Devolver el servicio a las cinco localidades afectadas de la capital cubana; Habana Vieja, Centro Habana, Plaza de la Revolución, Cerro y 10 de Octubre, es el objetivo final de más de 150 hombres, entre ellos especialistas, obreros, constructores y trabajadores en general, quienes en faena diaria en horarios rotativos de entre 12 y hasta 14 horas, se empeñan en devolver a la normalidad al suministro del preciado líquido a la población.

Los trabajos en la recuperación de la conductora se realizan en las cercanías del municipio de Quivicán, provincia de Mayabeque, situada a poco más de 50 kilómetros de la ciudad.

La obra cuenta con el apoyo de la empresa constructora del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, con los contingentes Blas Roca y Raúl Roa, así como del Partido Comunistas de Cuba y el Gobierno en la provincia.
Quienes llegan al lugar pueden distinguir el arduo bregar que se realiza y observar, asimismo, el número de maquinarias pesadas; entre ellas buldóceres, camiones de volteo, grúas, máquinas de soldar y tuberías de polietileno de alta densidad, pues la tarea comprende labores de soldadura, excavaciones y movimiento de tierra.
El joven ingeniero Javier Toledo Tápanes, delegado provincial de Recursos Hidráulicos en la urbe, dijo que “para solucionar la avería se sustituye el tubo afectado por dos líneas paralelas de doble tubería de polietileno de 900 milímetros de diámetro cada una, las cuales se conectan a la parte no averiada”.

La conductora Cuenca Sur tributa a La Habana unos tres mil litros de agua por segundo, de ahí su incidencia en el servicio de distribución a los pobladores en las diferentes localidades del territorio.
Javier Toledo Tápanes, delegado de Recursos Hidráulicos en La Habana.
Javier Toledo Tápanes, delegado de Recursos Hidráulicos en La Habana.

Mientras se desarrollan las labores de reparación por restablecer en el menor tiempo posible un servicio tan vital como este, varias alternativas se ponen en práctica en cada uno de los territorios de la ciudad, con el fin de que el agua llegue a la población por una u otra vía.

Las tuberías dañadas son cambiadas por otras de polietileno de alta densidad.
Las tuberías dañadas son cambiadas por otras de polietileno de alta densidad.

Reposición de las tuberías dañadas por otras de más durabilidad.
Cambio de las tuberías dañadas por otras de más durabilidad.
En el sitio laboran un equipo multidisciplinario de hombres y mujeres.
En el sitio laboran un equipo multidisciplinario de hombres y mujeres.


No hay comentarios:

Publicar un comentario