viernes, 9 de junio de 2017

El pueblo en la construcción de un poder popular eficiente

Foto: Radio Ciudad de La Habana
Foto: Radio Ciudad de La Habana
Autor: Javier Acosta Elejalde

En el año 2016 se hizo una evaluación de cada órgano local en los 105 consejos populares de La Habana, en los 15 Consejos de la Administración y Asambleas Municipales; así como en el Consejo de la Administración y la Asamblea Provincial.


Transcurrido un año, ellos debatieron temas importantes con apego a las leyes y documentos para el correcto funcionamiento de esos órganos y determinaron las causas y condiciones que todavía hacen que no funcionen con la mayor eficiencia y con el objetivo supremo de darle al pueblo una mayor participación.

Para Francisco Sánchez Perdomo, secretario de la Asamblea Provincial es una obligación que ese órgano de gobierno logre un estrecho vínculo con las masas. “Debemos transformar nuestro pensamiento porque los órganos del Poder Popular sin la participación de la población no son nada. Así lo especifica la Constitución de la República de Cuba, la cual plantea que todo poder del Estado emana del pueblo.

“Por lo tanto, para cumplimentar ese concepto de la Constitución no solamente participan los representantes que son los elegidos por el pueblo; sino que este tiene que participar en la construcción y elaboración de las ideas para seguir adelante en la construcción de nuestro sistema político cubano”.

En esta ocasión la Asamblea Provincial evaluó el cumplimiento de los distintos órganos municipales y de la provincia; el estado de lo acordado en el 2017 y de lo que se acordó del funcionamiento en el 2016 hasta este año.

A propósito resaltó el secretario de la Asamblea Provincial. “Podemos decir que existe un avance pero no estamos conformes, pues todavía falta mucho por lograr; sobre todo en las transformaciones para el perfeccionamiento del Poder Popular, la solución de los problemas planteados por la población y su participación activa en esas ideas, como en las acciones para mejorar su calidad de vida. Por eso la asamblea provincial hizo una evaluación del funcionamiento relacionados con los siete objetivos trazados en el perfeccionamiento del poder popular.

“El primer objetivo sobre el cual hacemos énfasis es la base, la esencia del sistema político cubano y de lo que debe transformarse en las nuevas condiciones que el congreso del partido ha trazado como línea de desarrollo. Ese primer objetivo que es revertir las opiniones negativas de la labor del delegado tiene que estar fundamentada y llevada a cabo a partir de como las administraciones garantizan que la labor del Poder Popular en su gestión, en los tramites que desarrolla tenga un respaldo en sus acciones y todavía en ese sentido existen insuficiencias.

“Los resultados económicos son el primer indicador que se evalúa para dar salida a ese primer objetivo del perfeccionamiento; sin embargo, estos no garantizan las necesidades de nuestra población”, agregó Sánchez Perdomo.

Al explicar acerca de la relación entre los objetivos añadió: “El otro objetivo, que es la participación de las personas en las instancias del poder popular en los consejos populares, la labor de las comisiones permanentes de trabajo en su función de controlar y fiscalizar el funcionamiento de las entidades administrativas, requiere también una participación superior en asesores, en asistentes de nuestro pueblo para garantizar que lo que plantee la comisión como representante de ese pueblo sea lo que el pueblo expresa en sus criterios y opiniones y en eso también debemos seguir avanzando.

“Las actividades de control y fiscalización que realizan los consejos populares tienen un valor inestimable para solucionar problemas que se presentan en los barrios. Todavía estamos distantes a que el consejo popular juegue ese papel transformador en las acciones para que los servicios que se brindan en las comunidades, –sea en un consultorio, bodega o tienda– tengan calidad y las normas se cumplan como están establecidas.

“Nuestra asamblea está compuesta por el 50 por ciento de delegados de base, algunos de ellos son presidentes de consejos populares y el otro 50 son delegados provinciales que representan entidades administrativas que también acompañan la labor del delegado.

“En el tema del perfeccionamiento hay que tener la convicción de los siete objetivos arraigados en nuestro pensamiento, de la necesidad de las transformaciones que deben ocurrir para resolver problemas en los barrios y que nuestro pueblo se sienta satisfecho con lo que se hace, aunque no siempre los problemas van a tener solución por las conocidas limitaciones económicas.

“Debemos insistir en la estrategia integradora de administración y representantes del pueblo para lograr el perfeccionamiento del Poder Popular. De lo que se trata es que, tanto delegados y representantes de nuestro pueblo en la instancia en que se encuentran y las administraciones, trabajen integralmente para seguir avanzando en las transformaciones que requiere nuestro país y nuestra capital.

“El otro tema es la actividad de control y fiscalización de las ocho comisiones permanentes de trabajo de la asamblea provincial sobre el uso del presupuesto y los lineamientos económicos en función de las direcciones que atienden para una mayor eficiencia de la labor. Eso para nosotros es de vital importancia, inclusive en esta ocasión se incluyeron doce acuerdos para resolver por la administración y que fueron identificados por la comisión permanente”.

Por otra parte Noel Mesa Blanco, presidente de la comisión de órganos locales de la Asamblea Provincial planteó: “Lo más importante es que en los consejos populares se logre la participación del pueblo. No es solamente qué debe hacer la administración sino lo que debemos hacer todos. El delegado debe cumplir con su rol en su circunscripción, consejo popular, consejos permanentes y de esa forma ayudar al fortalecimiento del Poder Popular.

“Existen dos objetivos que tienen una fuerte vinculación: el número tres que es la participación del pueblo en las actividades, que se evidenció en el último proceso de rendición de cuentas del delegado a sus electores, donde los delegados valoraban la creación de comisiones de vecinos para afrontar algunas problemáticas del barrio, como las ilegalidades.

“El otro es el número seis que tiene que ver una mejor estrategia de divulgación para mantener informado al pueblo, evidenciado en la información brindada por los delegados en sus reuniones con los electores. También en la asistencia de personas a estas reuniones, que fue superior al anterior, lo cual valora el pueblo como parte del perfeccionamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario