jueves, 2 de junio de 2016

Rejuvenecen Museo Hemingway en La Habana



Fotos: Internet/Montaje: Yelemny Estopiñán Rivero

Autora: Caridad Labrada Curbelo

Expertos de Cuba y Estados Unidos laboran unidos por el interés de proteger el patrimonio cultural compartido en la restauración de la casa museo Ernest Hemingway, ubicada en la localidad habanera de San Francisco de Paula.

A 15 kilómetros del centro de La Habana y convertida en museo el 21 de julio de 1962, en ocasión de un aniversario más del nacimiento del célebre escritor estadounidense, esta es la primera institución creada en el mundo para divulgar la vida y obra del también Premio Nobel de Literatura.

De ahí la importancia de Finca Vigía, que en junio de 2011 recibió de la Biblioteca Presidencial y Museo John F. Kennedy una amplia colección de documentos, fotografías, libros y otros objetos, otrora propiedad del autor de El Viejo y el Mar, por el que obtuvo el premio Pulitzar en 1953, gracias a la narrativa que se desarrolla en el pueblo marinero de Cojímar, Cuba. 

Actualmente cabe destacar la ardua labor de la Fundación Finca Vigía, de conjunto con varias instituciones cubanas y empresas estadounidenses, que han logrado digitalizar toda la información exclusiva de Hemingway en la isla caribeña y restauraron más de dos mil páginas de documentos, alrededor de tres mil hojas de cartas, fotografías, cubiertas de libros y recortes.

Sobre el particular, Gladys Collazo, presidenta del Consejo Nacional de Patrimonio, explicó en conferencia de prensa acerca del progreso de los proyectos de cooperación que muy pronto priorizará la remodelación de la residencia y las instalaciones aledañas del lugar, como la piscina y una torre de tres pisos.

Ernest Miller Hemingway vivió casi 20 años en la isla, donde mantuvo una relación de amistad con el líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, en una etapa considerada por los especialistas como la más estable del escritor hasta 1960, cuando viajó a España y más tarde, sintiéndose enfermo regresó a Estados Unidos, donde se suicidó el 2 de julio del año próximo en Ketchum, Idaho.

Ahora, mediante los nexos de colaboración existentes con varias instituciones y en especial con la compañía Caterpillar Inc., de Estados Unidos, el museo recibirá una nueva inyección restauradora, a partir de la donación de maquinaria Cat, efectiva para la reconstrucción del edificio taller, además de un laboratorio para proteger objetos y documentos personales de Hemingway.

De esta forma se perpetúa el legado del insigne escritor norteamericano y amigo de Cuba para conocimiento de las generaciones futuras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario