lunes, 6 de junio de 2016

Corazón sano para mayor salud cerebral con solo siete pasos


(Foto: www.goredforwomen.org)
Autor: Doctor Alberto Quirantes Hernández

Las personas de la tercera edad cumplidoras de “los siete pasos para mantener saludable a su corazón”, en relación a sus habilidades de pensamiento, tuvieron un menor deterioro o no lo presentaron.

Se trata de la evaluación de la memoria, el pensamiento y la velocidad de procesamiento cerebral, o sea, la rapidez empleada para realizar una tarea necesitada de una atención focalizada.

También fue valorada la función ejecutiva. Se relaciona directamente con la concentración, la organización, la gestión del tiempo y otras habilidades cognitivas.

Cuanta más metas saludables para el corazón se cumplimentaban menor era el deterioro mental debido al paso de los años.

Las deseadas metas

Las “siete normas sencillas para la vida”, un patrón para una existencia saludable para el corazón, fue creado por la Asociación Americana del Corazón. Son ellas:

1- Controlar la presión arterial.
2- Tener las cifras del colesterol dentro de límites normales.
3- Reducir los niveles de azúcar en la sangre dentro de los parámetros adecuados.
4- Realizar por lo menos 150 minutos de actividad física moderada o 75 minutos de actividad física vigorosa, o una combinación de ambas, cada semana.
5- Mantener una dieta saludable, consumiendo variedades de alimentos nutritivos de todos los grupos alimentarios.
6-Limitar o eliminar la sal, el azúcar, los alimentos refinados, la grasa saturada y la grasa trans.
7- Mantener un peso saludable o llegar a alcanzarlo si se tienen libras en exceso.
8- No fumar

Los practicantes de los siete pasos

Mantener el corazón en forma puede ayudar igualmente, y de manera importante, a mantener la mente aguda.

En una investigación realizada en la Facultad de Medicina Miller de la Universidad de Miami, y publicada en la revista Journal of the American Heart Association, se demostró como los adultos mayores, con edad promedio de 72 años y cumplidores de las siete metas para una vida saludable para el corazón, mostraron desde el principio un pensamiento más rápido.

Seis años más tarde presentaron menos deterioro en la memoria y en sus habilidades de pensamiento, cuando fueron comparados con quienes no observaron adecuadamente estos buenos consejos.

Cumplir con estos saludables estilos de vida no solo influyó sobre la salud cardiovascular del grupo más disciplinado, sino también sobre la salud de sus cerebros. La salud del corazón y la del cerebro van de la mano.

Aparentemente las metas de más peso fueron no fumar, tener un peso saludable y mantener niveles ideales de azúcar en sangre.

Llevar a efecto las metas saludables para el corazón podría asimismo ayudar a reducir el riesgo de infarto cardiaco, accidentes cerebrovasculares y diabetes mellitus tipo 2.

En Cuba

Según datos del Anuario Estadístico de Salud del año 2015, la tasa de mortalidad por enfermedades del corazón ocupa el primer lugar con 218,3 por 100 mil habitantes, entre las enfermedades crónicas no transmisibles.

Aunque en su mayoría son prevenibles manteniendo estilos de vida saludables, en la mayor de las Antillas la tasa de años de vida potencial perdidos se eleva del mismo modo para las enfermedades del corazón.

Por eso es necesario insistir en educar, aún más, a la población en evitar o reducir lo más posible la incidencia de factores de riesgo cardiovascular como los mencionados anteriormente.

Nunca es demasiado tarde para realizar cambios positivos en el estilo de vida o mejorar los factores de riesgo tanto para la salud del corazón como para la del  cerebro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario