domingo, 1 de mayo de 2016

Un merecido lugar de los educadores en el desfile por el Primero de Mayo


Foto: Juventud Rebelde
Autora: Teresa Valenzuela

Los educadores cubanos encabezan el desfile por el primero se mayo en todas las plazas del país. Una ardua labor a favor del proceso docente educativo y su perfeccionamiento avalan el reconocimiento que los sitúa como uno de los sectores más destacados de la sociedad cubana.


Caracteriza su labor diaria el afán de convertir las escuelas de todas las enseñanzas en los centros culturales más importantes de la comunidad, lo que significa transformarlas en palacios de pioneros donde se mezclen conocimiento y alegría de los alumnos por realizar actividades diversas y conocer de cerca los beneficios que les brinda la comunidad.

Entre sus prioridades está la superación colectiva e individual que les permitirá dar mejores clases y elevar la calidad de los contenidos.

Todos los afiliados al sindicato de los educadores se verán reconocidos en el compacto bloque. Sus integrantes portarán banderas multicolores y de la campaña de alfabetización, lápices gigantes y cartillas, que recordarán aquel 22 de diciembre de 1961, cuando se proclamó a Cuba libre de analfabetismo.

Las palabras de Fidel Castro en la Plaza de la Revolución José Martí, resumieron el esfuerzo que hoy se recuerda: "Ningún momento más solemne y emocionante, ningún instante de legítimo orgullo y de gloria, como éste en que cuatro siglos y medio de ignorancia han sido derrumbados. Hemos ganado una gran batalla, y hay que llamarlo así: batalla, porque la victoria contra el analfabetismo en nuestro país se ha logrado mediante una gran batalla”.

José Martí, nuestro Héroe Nacional, afirmó con certeza que: “El maestro es el alma de la escuela” y también que: “labra el alma de sus alumnos”. Su trabajo está encaminado a que las nuevas generaciones sean cada vez mejores, ya que se forman en valores humanistas y revolucionarios. Sus manos y amor forman profesionales, técnicos medios y obreros calificados encargados del desarrollo del país.

Motivaciones para los educadores cubanos son también el cumpleaños 90 de nuestro Comandante en Jefe, Fidel Castro, guía e impulsor de la Campaña Nacional de Alfabetización que convirtió al país en una gran escuela; la creación de los círculos infantiles, 55 años atrás, que dio la oportunidad a la mujer cubana de incorporarse plenamente a diversas esferas de la sociedad, así como, tantos otros planes que, desde que triunfó la Revolución, hicieron mejor la vida de nuestro pueblo.

Este primero de mayo resplandecen las conquistas defendidas todos estos años. Entre las más importantes está la educación, reconocida entre las mejores del mundo, y que aún así continúa su perfeccionamiento para orgullo de todos, sobre todo de sus protagonistas: los educadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario