lunes, 9 de mayo de 2016

Reverenciar la ternura y el temple


(Foto: Jorge Luis Guibert)
Autor: Luis Ángel Rondón Álvarez/Periódico Granma


Una ofrenda floral, en nombre del pueblo de Cuba, fue depositada este domingo ante el mausoleo que atesora los restos de Mariana Grajales, en el Cementerio Patrimonial Santa Ifigenia, como homenaje a todas las madres cubanas en su día.

En presencia de Lázaro Expósito Canto, primer secretario del Partido Comunista de Cuba en la provincia, y de Reinaldo García Zapata, presidente del órgano de gobierno en el territorio, integrantes de la Unidad de Guardia de Honor al Héroe Nacional José Martí, efectuaron el depósito del arreglo floral, el cual fue develado por dos combatientes santiagueros.

Miembros de la Asociación de Combatien­tes de la Revolución Cubana, familiares de mártires, así como representantes de las organizaciones políticas y de masas, también asistieron al tributo, que además fue propicio para rendir honores a título del pueblo santiaguero a María Cabrales, viuda de Antonio Maceo; Doña Rosario, madre de los hermanos País García, y Dominga Moncada, progenitora de Guillermón Moncada.

Posteriormente, y con motivo de la significativa fecha, las principales autoridades del territorio visitaron en recordación a todas las cubanas que perdieron sus hijos en las luchas libertarias y el cumplimiento de misiones internacionalistas, a Purificación Eraudi Bichón, Nery Brugall Bell y Sonia Rodríguez Bach, otras dignas madres de mártires.

No hay comentarios:

Publicar un comentario