viernes, 20 de mayo de 2016

Rafael Sánchez: enamorado de la historia y de su pincel aromatizado con café


Retrato de José Martí, dibujado en el suelo con polvo y granos de café. Foto: Bárbara Díaz García
Autora: Bárbara Díaz García  

La exposición personal, Entre el aroma y la historia, del artista de la plástica Rafael Sánchez Ruiz, quedó abierta al público este 19 de mayo en el memorial José Martí de la Plaza de la Revolución.


Este pintor, enamorado de la historia, dedicó las obras que en esta oportunidad exhibe al cumpleaños 90 del líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz y al aniversario 121 de la caída en combate de José Martí.  

La muestra la componen nueve cuadros de 120 por 100 centímetros, pintados con tinta obtenida a partir del café y con los marcos decorados con masa de pan moldeada.

También se expone una imagen de ocho metros de largo, realizada directamente sobre el piso del salón, con polvo de café y bordeada por granos del aromático producto.

Las enseñanzas del más universal de los cubanos inspiraron a Sánchez Ruiz para realizar, por primera vez, una exposición de esta magnitud.

Conocido como el pintor del café por su singular técnica, el artista utilizó para estas obras tinta elaborada con el costoso café Nestle que, por su coloración particular, permite una amplia gama de claroscuros.

Las imágenes plasmadas en estas obras muestran al espectador un recorrido a lo largo de la vida del Héroe Nacional cubano y la vigencia de sus pensamientos.   

Haydee Díaz Ortega, directora del memorial, quién cortó la cinta para dejar inaugurada la exhibición, destacó el retrato elaborado en el suelo con esta materia inédita, porque según opina, marca la diferencia respecto a otros autores que han expuesto trabajos sobre Martí en esa institución.  

Iparra Quines, artista de la plástica, expresó: “Hallo interesante esta muestra, porque resalta la vida y obra de José Martí. Yo he viajado mucho y no había conocido ninguna otra persona que utilice tanto café para expresar el arte”.

Sánchez Ruiz, hijo de artesanos, manifestó sus primeras inclinaciones hacia el dibujo con sólo cinco años de edad, a los nueve se vinculó a la casa de la cultura Rita Montaner, de su natal Guanabacoa, obteniendo menciones y reconocimientos en eventos municipales y provinciales; motivos por los cuales, en 1985, la reconocida periodista Rosalía Arnaéz, en un programa de televisión, mostró por primera vez a este artista y su novedosa forma de pintar con café.

A partir de sus continuos triunfos, los trabajos de este joven han sido seleccionados en varias ocasiones para entregar como trofeos y premios.
Ha recibido diversos homenajes en su municipio de residencia y en el poblado de Bauta que lo declaró hijo ilustre, entregándole la medalla y el escudo de esa ciudad, además de haber sido galardonado con otras distinciones.

Tiene en su currículo 200 exposiciones colectivas y alrededor de 120 personales, tanto dentro como fuera del país. Actualmente dirige la casa taller Cemadearte Aché, proyecto comunitario en el que se capacita en artes plásticas y otras manifestaciones culturales a niños con necesidades educativas especiales.

Presentes en la inauguración se encontraban también: Ana María Troya Ávila, especialista de Relaciones Públicas del memorial José Martí; Juan León, embajador de Guatemala en Cuba, y Bárbara Oliva, presidenta de la filial habanera de la Sociedad Cultural José Martí.
La caida en combate del Apóstol. Foto: Bárbara Díaz García

No hay comentarios:

Publicar un comentario