sábado, 28 de mayo de 2016

La Habana y el lenguaje de la maravilla


Foto: Gilberto González García

Autoras: María de los Ángeles Polo y Mildred O´Bourke Rodríguez

La Habana recibirá el 7 de junio próximo el nombramiento oficial de Ciudad Maravilla del Mundo, una de las siete que fueran escogidas por votación universal el pasado año, tras la convocatoria que realizara la fundación New 7 Wonders, creada en Suiza, según informó la víspera la directora de Comunicación del Ministerio de Turismo de Cuba, Janet Ayala.

Los habaneros tenemos que sentir el orgullo de esa designación, ganada en lid con aspirantes de unas mil 200 ciudades de 220 naciones, para aparecer finalmente en el podio junto a La Paz (Bolivia), Beirut (Líbano), Doha (Catar), Durban (Sudáfrica), Kuala Lumpur (Malasia) y Vigan (Filipinas).


El señor Bernard Weber, presidente de la Fundación, explicó que La Habana había sido escogida porque: “representa la diversidad global de la sociedad urbana (…)”. Y quizás cuando nos visite descubra otras muchísimas razones por las que esta urbe cautiva e invita al regreso.

Erróneamente algunos piensan que el título de Ciudad Maravilla le pertenece al llamado Casco Histórico de la Habana Vieja lo cual es erróneo; es igualmente válido para cualquier sitio de nuestra geografía citadina, desde  sus campos hermoseados hoy por el desarrollo agrícola y las tradiciones campesinas, a los llamados barrios marginales, donde se toca la rumba de cajón.

Igualmente, hay que destacar las localidades del otro lado de la bahía y su fuerte religiosidad, al Vedado cosmopolita, a sus calzadas con historia, sus esquinas antológicas, sus bares y parques. Eso sin obviar a su gente alegre y parlanchina, su lenguaje popular y cultural, sus olores y colores y esa magia inatrapable que la define.

La Habana es autóctona en sí, ecléctica, confluente y subyugante. Por todos esos atributos y otros tantos más y por lo que ha significado para el mundo a través de casi 500 años de existencia, la capital cubana es en la actualidad, asimismo, una de las 25 ciudades más fotografiadas del mundo.

Y como es fiesta de los habaneros se invita a todos a participar en una jornada que tendrá su comienzo con la entrega oficial de la designación el propio 7 de junio en horas de la tarde, en la explanada del Castillo de San Salvador de la Punta; continuará en la noche en la Plaza Vieja del Centro Histórico de la Ciudad, con una gala artística dedicada a este acontecimiento y la  participación de artistas de alto nivel.

Será momento oportuno, del mismo modo, para mostrar expresiones en diferentes instituciones como la Academia Nacional de Bellas Artes de San Alejandro y el Palacio del Segundo Cabo, en la Habana Vieja y tendrá su colofón el sábado 11 con el festival deportivo Habana Maravilla y a la hora del Cañonazo, con un concierto de la orquesta Aragón, en la conocida esquina de Prado y Neptuno.

El doctor Eusebio Leal Spengler, a quien no se puede dejar de mencionar en un momento como este, ha dicho: “Cuidemos entre todos La Habana, capital de esta nación, que llama la atención del mundo por su belleza, por su misterio, por su encanto y sobre todo por su gente”. La designación de Ciudad Maravilla pues, nos compromete más a ese llamado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario