viernes, 20 de mayo de 2016

José Martí en la COCO, 121 años después


Autor: Gilberto González García

El Héroe Nacional cubano, José Martí, estuvo presente en espíritu en nuestra emisora este 19 de mayo, al conmemorarse el aniversario 121 de su caída en combate, y reunió en un sencillo acto a trabajadores de la planta radial.


Convocada por el club martiano Guido García Inclán de la COCO, con el apoyo de la delegación de base de la Unión de Periodistas de Cuba, la sección sindical y el núcleo del Partido Comunista de Cuba, la actividad consistió en un diálogo encabezado por el prestigioso periodista y profesor Víctor Joaquín Ortega que giró principalmente en torno a la visión martiana sobre el deporte.

El ponente comenzó refiriéndose a la necesidad de destinar toda la energía posible a lograr que las nuevas generaciones cubanas se interesen por conocer la historia de la patria y para ello, dijo, se hace necesario encontrar medios que resulten atractivos a los jóvenes.

“No podemos perder nuestra historia, porque es el cimiento de todo lo que hemos creado hasta hoy: nuestra identidad, nuestra cultura, nuestra nacionalidad… Un país que pierde su historia tiene luego que reescribirla y ya no sería la misma”.

También aseguró que el deporte forma de la cultura de cualquier nación y lamentó que muchos atletas se dediquen solamente a la actividad de sus músculos y no se interesen en desarrollar su intelecto y mencionó cómo esto hace que se aparten de los problemas que aquejan a sus respecticos países.

Destacó como Martí, entre tantos y tan variados temas que le habían preocupado, había dedicado también una parte de su obra al análisis de aspectos relacionados con el deporte.

Señaló que el más universal de los cubanos abogó para que se practicaran actividades físicas y no excluyó de esa necesidad a las mujeres, de quienes dijo: “[…] pueden ejercitarse diariamente en todos los movimientos saludables que aumentarán la fortaleza de sus músculos y la armonía y gracias de sus formas”.

Resaltó que el Apóstol, en sus escritos, rechazó categóricamente las competencias deportivas organizadas con el principal propósito de generar ingresos monetarios y cómo, durante su estancia en Estados Unidos, criticó los partidos de béisbol que allí se efectuaban porque servían de reunión a personas dedicadas a apostar, holgazanear y pelear, debido a la rivalidad entre clubes.

Al boxeo rentado se refirió el conferencista como “crimen legalizado” y dijo que éste deja de ser “el arte de pelear” para convertirse en un espectáculo sangriento y cruel en el que la vida y la salud de los contendientes pasa a un plano inferior ante la ambición de hacer dinero.

Víctor Joaquín Ortega. Foto: Ecured
No solo es nocivo a quienes lo practican u organizan, sino también a los espectadores, a quienes inculca sentimientos de violencia y avaricia. En ese aspecto resaltó Joaquín Ortega la coincidencia de criterio con el enunciado por Martí en sus crónicas, en las que alude a los boxeadores de la época como “ruines rufianes” en un espectáculo regido por la brutalidad.

No es casual que en nuestra emisora se escoja el tema para una fecha solemne en que se recuerda la caída en combate del cubano mayor, que supo ganarse el respeto de los pensadores con sus ideas y el de los hombres de acción con su proceder que lo llevó a entregar su vida en la manigua de Dos Ríos el 19 de mayo de 1895.

Es porque la COCO, rebautizada por Guido García Inclán como El Periódico del Aire, el 28 de enero de 1948, precisamente en coincidencia con el aniversario del natalicio de Martí, ha sido desde entonces tribuna del pensamiento martiano y es también en la actualidad un baluarte para el deporte revolucionario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario