jueves, 12 de mayo de 2016

“Estamos de nuevo en un mundial”

Autor: Osmany Torres

“Hay que replantearse muchas cosas… el éxito puede cegar… pero estamos de nuevo en un mundial”, me decía un amigo horas después de la metamorfosis de la selección nacional de futsal que venció 7x4 a Canadá en la tercera fecha del grupo clasificatorio B, para obtener el cuarto cupo al mundial de Colombia en septiembre próximo.


Y es que lo realizado por el plantel de Clemente Reinoso hasta la noche del martes no dejaba mucho espacio a los elogios al igualar a un gol con Curazao y caer 0x6 con el anfitrión Costa Rica. Sin embargo, cuando peor lucían las cosas  bastó un momento de inspiración para apagar las alarmas de crisis en el futsal cubano.

Fue la noche de Reinier Fiallo, autor de tres goles y motor impulsor en ataque, y Brennieth Suárez, salvador bajo palos de la ventaja conseguida por sus compañeros. Los mayores ídolos de la disciplina en la Habana Vieja (Fiallo y Suárez) no habían tenido actuaciones sobresalientes en el torneo pero frente a los canadienses mostraron su mejor versión.

Además de los tres goles de Fiallo, Cuba celebró los tantos de Jhonet Stalin Martínez, Reinier Socarrás, Daniel Hernández y Brennieth Suárez. El relevo del histórico Wilfredo “La Roca” Carbó aprovechó el desespero de los norteños en los compases finales y tras recuperar el balón en la salida de cinco del rival, disparó desde su área para el 7x4 final.

El triunfo frente a Canadá tiene un gran valor, al punto de ser el resultado más importante de la disciplina en los últimos ocho años. Cualquier cosa puede pasar en lo adelante pero Cuba está de vuelta entre los cuatro grandes de la región y buscará en el mundial de Colombia su segunda victoria en estas lides, después de batir únicamente a Islas Salomón en cuatro participaciones.

Hoy en las semifinales el seleccionado nacional se medirá a Panamá por el pase a la discusión del título. Ambos equipos se conocen bien, pues desde la llegada del cubano Agustín Campuzano al banquillo de los canaleros los enfrentamientos entre estas selecciones se ha incrementado.

El duelo más reciente se produjo en el mes de enero cuando los panameños realizaron un periplo de preparación en La Habana y jugaron a puertas cerradas con el elenco de Clemente Reinoso. En aquella ocasión los itsmeños vencieron 4x2 a los cubanos en la sala polivalente Kid Chocolate.   

Tres meses después de aquel choque, los discípulos de Campuzano salen como favoritos para llegar a la final, luego de ganar invictos el segmento A donde bailaron a Guatemala, México y Honduras. Mientras, los conducidos por Reinoso ya cumplieron su objetivo y no les queda nada por perder, por lo que superar a la sensación del torneo sería un plus a su clasificación mundialista.



No hay comentarios:

Publicar un comentario