lunes, 23 de mayo de 2016

Diabetes mellitus tipo dos y audición

Foto: www.keyword-suggestions.com. Diseño: Gilberto González García
Autor: Máster Alberto Quirantes Hernández

La diabetes mellitus tipo dos aparece en enfermos con diferentes grados de resistencia a la hormona insulina y una deficiencia combinada en la producción de esta substancia. Cualquiera de las dos situaciones puede ser o no lo predominante.


Ambas deben coincidir en algún momento en la vida de estas personas para conseguir una elevación anormal de la glucosa de la sangre.

El aumento del peso corporal sugiere el diagnóstico de un predominio de la resistencia a la insulina. En estos casos se suele alcanzar buen control adquiriendo estilos de vida saludables con independencia de los medicamentos añadidos.

La pérdida de peso apunta a una disminución anormal y progresiva en la producción de esta hormona.

Aunque este tipo de diabetes se presenta principalmente en personas adultas, su frecuencia está aumentando en algunos países, incluida Cuba, en niños y adolescentes, debido a la obesidad.

Una nueva complicación

Se ha comprobado como la diabetes tipo dos pudiera aumentar el riesgo de la pérdida de la audición.

Por eso se recomiendan precozmente pruebas para comprobar el sentido del oído en este tipo de enfermos.

Una investigación

Investigadores de la Universidad Estatal de Nueva York publicaron los resultados de su estudio en la revista Current Diabetes Reports. Consistió en revisar estudios anteriores donde se examinaba el vínculo entre la diabetes y la pérdida de la audición.

En muchos estudios se encontró una asociación entre la enfermedad y el deterioro del oído en seres humanos que tiende a ser demostrativa en los estudios donde se incluyeron a participantes más jóvenes.

Es un factor de peso de como la diabetes tipo dos por sí misma puede dañar al oído. Es posible que en los pacientes de más años, otras causas relacionadas con la edad y el deterioro auditivo pudieran enmascarar la contribución de la diabetes

Lo primero es la prevención

En estos casos, la pérdida auditiva se relaciona con el aislamiento social, la depresión, el deterioro mental, la demencia y un riesgo más alto de caídas, hospitalización y fallecimientos.

Cualquier diabético debe mantener un buen control de su enfermedad con el fin de evitar las complicaciones de esta enfermedad.

En Cuba

Según datos estadísticos, al finalizar el pasado año, se encontraban registrados en todo el país un total de 636 mil 221 diabéticos. De ellos, 571 mil 655 pertenecían al tipo dos.

La prevalencia de la enfermedad fue de 5,67 diabéticos por cada 100 habitantes como promedio nacional.

La Habana fue la provincia con las cifras más elevadas con 7,73 enfermos por cada 100 habaneros. La menor correspondió a la provincia Las Tunas con solo 3,93 por 100 tuneros.

En cuanto a los grupos de edades cambia la cosa. Los más afectados fueron los cubanos entre 60 y 64 años pues en 100 de ellos se encontraron 21,37 personas con el diagnóstico confirmado de diabetes mellitus, prácticamente todos ellos con la del tipo dos.

Solo con la prevención se pueden disminuir estas cifras, controlar a los diabéticos ya diagnosticados y prevenir muchas de sus complicaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario