jueves, 5 de mayo de 2016

Al trabajo en movimiento



Caminar para mejorar la salud. Diseño: Gilberto González García

Autor: doctor Alberto Quirantes Hernández

La falta de actividad física es una de las principales razones de poca salud y de fallecimientos prematuros.

Lamentablemente, una gran parte de las personas adultas no llegan a cumplir los niveles mínimos recomendados de actividad física sistemática.

Ir o venir al trabajo montado en bicicleta, caminando o  incluso en los transportes públicos, son actitudes muy saludables y ayudan a todas las personas, sobre todo a las de mediana edad, a perder la grasa corporal sobrante y ganar en salud.

Actitudes activas

En todo lo posible se debe indicar, sobretodo  a las personas maduras, evitar su traslado hacia y desde los centros de trabajo sentados en vehículos automotores.

Una mejor forma de mantener la actividad física sin necesidad de asistir a un gimnasio o de hacer ejercicios programados, muchas veces por falta de tiempo o costumbre,  es llegando y viniendo de los respectivos centros de trabajo caminando o en bicicleta.

Incluso trasladarse en transporte público cuando las distancias sean excesivas. Porque incluso la actividad física casual implicada en este tipo de transportación puede tener un efecto importante como actividad física. Ir en trasporte público al trabajo es una actividad de todos los días y muchas personas laborantes la pueden hacer.

Índice de masa corporal y medios de transporte

Un índice demasa corporal (IMC) entre 18,5 a 25 se considera un peso normal. A partir de 25 es sobrepeso. Es obesidad de los 30 en adelante.

Según una investigación realizada en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, en Inglaterra, y publicada en la revista The Lancet Diabetes and Endocrinology, se pudo demostrar en más de 150 mil personas entre 40 y 69 años de edad, como los hombres y las mujeres que caminaban al trabajo en lugar de ir en coche redujeron su IMC  hasta 0,98 puntos.

Quienes usaban un trasporte público tenían un IMC 0,7 puntos más bajo en relación a aquellos transportados en automóvil.  La combinación del transporte público con caminar o ir en bicicleta para llegar al trabajo redujo el IMC un punto en los hombres y  0,7 para las mujeres.

El estudio halló cómo llegarse al trabajo en bicicleta ofrecía los mayores beneficios en comparación con ir en coche.

Mientras mayores eran las distancias recorridas en bicicleta o andando, mayores eran las reducciones en el IMC.

Cubadebate en Cuba

En una reseña científica publicada en Cubadebate se señala cómo hacer tres caminatas de 40 minutos a buen ritmo durante la semana puede hacer crecer y rejuvenecer el cerebro.

Caminar es capaz de aumentar el tamaño del hipocampo, el centro de la memoria en el cerebro pues este órgano sigue siendo modificable después de los 50 años.

En nuestro país el transporte público urbano aun insuficiente y algunos de ellos a precios aun poco populares, ha creado una variante, los Transmetro que en varias provincias del país apoyan al transporte urbano tradicional.

Su fin esencial es el traslado de trabajadores del turismo, pero sus ómnibus, una vez concluidos los objetivos de sus viajes, retornan a otro punto de origen y pueden recoger pasajeros y, además, desarrollar su recorrido por rutas de ómnibus urbanos.

A pie, en bicicleta o en transporte urbano se puede realizar todo o parte del trayecto de ida y vuelta al trabajo por gran número de personas. Lo importante es realizar el ejercicio implícito en estas variadas formas de  moverse. 

Calcular el IMC

No hay comentarios:

Publicar un comentario