miércoles, 27 de abril de 2016

Sesiona en La Habana Taller Científico Internacional por el Primero de Mayo



Presidencia del Taller Científico Internacional Primero de Mayo.
Foto: Lázaro Pérez Barcelona
Autor: Lázaro Pérez Barcelona

El XI Taller Científico Internacional Primero de Mayo comenzó a sesionar este 26 de abril en la simbólica sede de las luchas del proletariado cubano, situado en la esquina de las calles Marqués González y San Miguel, en el municipio capitalino de Centro Habana.

Auspiciado por el Instituto de Historia de Cuba y la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), la cita científica se extenderá hasta este jueves, con la presentación de 134 ponencias repartidas en 18 comisiones, cuyos ejes temáticos versan sobre la historia del sindicalismo cubano e internacional y la coyuntura actual de los trabajadores de la mayor de las Antillas.

Luego de la apertura, a cargo del presidente del Instituto de Historia de Cuba, René González Barrios, se presentó la conferencia magistral impartida por Ulises Guilarte de Nacimiento, miembro del buró político del Partido Comunista de Cuba y secretario general de la CTC.

Guilarte de Nacimiento se refirió a la historia del sindicalismo cubano, la trayectoria revolucionaria de Lázaro Peña González como líder de los trabajadores y organizador de la Central de Trabajadores de Cuba, así como de la campaña mediática impulsada por las políticas neoliberales y burguesa, que coloca a los movimientos sindicales como dinosaurios que frenan el desarrollo tecnológico y las crisis provocadas por las huelgas que paralizan la producción de bienes y servicios.

De igual forma, habló sobre el concepto de plusvalía en el capitalismo y redistribución de las riquezas en el socialismo, así como abordó también el problema actual del salario en Cuba y de su ordenamiento para que la remuneración logre satisfacer las necesidades de los trabajadores. 

En lo referente a los trabajadores estatales y no estatales, el dirigente sindical ratificó que los ejes fundamentales de producción y servicios seguirán en poder de la empresa estatal socialista, que jamás ni la salud pública ni la educación serán privatizadas en Cuba, y acerca de las formas no estatales de gestión, estas continuarán desarrollándose conforme a lo legislado en el Convenio de Trabajo de la República de Cuba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario