lunes, 25 de abril de 2016

Rinden homenaje póstumo a gloria deportiva de Guanabacoa


Emilia y Guillermo, hermanos de Rigoberto Sánchez García, rememoraron aspectos de su vida. Foto: Bárbara Díaz García
Autora: Bárbara Díaz García

Un homenaje póstumo al beisbolista Rigoberto Sánchez García, fallecido recientemente, se efectuó este domingo, 24 de abril, en el estadio Franz D’Beche del municipio de Guanabacoa, con la participación de directivos del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (Inder) municipal; miembros de la peña Chiquitín Cabrera, familiares, amigos y aficionados al béisbol.


Sobre este atleta, quien fuera durante su carrera en los años 60 y 70, lanzador del equipo Industriales, Ernesto Jispert, activista de la comisión de atletas de la villa de Pepe Antonio comentó:

“Fue un atleta que siempre defendió los colores del territorio, con resultados de calidad. Recuerdo el encuentro celebrado entre este pitcher y Manuel Hurtado cuando, en el estadio Franz D’Beche se agotaban las entradas para ver jugar a estas dos figuras tan grandes del deporte revolucionario”.

Y acentúa: “A este deportista hay que recordarlo, no solamente por la calidad competitiva, también como persona, pues fue gente de pueblo, se le hacía un homenaje prácticamente todos los días en el zona, porque era capaz de aglutinar a personas de todas las edades y, con su forma criolla de hacer las cosas y su perenne buen humor, contaba muchas anécdotas.

Emilia Suárez García, hermana del destacado deportista, agrega que ella lo crió porque su madre falleció joven y no lo ve como un hermano sino como un hijo. Desde pequeño notaron el talento de un beisbolista porque se pasaba el día con un palo y una pelota, bateando.

Guillermo, también hermano de Rigoberto, comenta que este era conocido por el apodo de “bulto de ropa” ya que, al ser pobre, no tenía un bolso apropiado para transportar su uniforme y lo hacía en un saco de yute, lo que motivaba la mofa de sus compañeros de equipo.

Concluye agradeciendo el reconocimiento a su hermano y asegura: “La emoción me ha dejado sin habla”.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario