sábado, 16 de abril de 2016

Permanencia de Fidel, Girón y la historia de Cuba


Diseño: Gilberto González García
Autora: Caridad Labrada Curbelo

A 55 años de la victoria de Playa Girón, la historia emerge como enseñanza fundamental para las generaciones que construyen hoy una Cuba plena en transformaciones sociales y económicas, firme en sus ideales patrios y en la aspiración de un desarrollo próspero y sustentable.


La abundante siembra de palabras y acciones del Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz, continúa siendo: “por y para los humildes”, con marcas indelebles en el corazón del pueblo arraigado a la tierra que lo vio nacer, a sus mártires y a la convicción martiana de que “Patria es libertad”.

No ha podido el enemigo imperial, durante todos estos años, socavar la voluntad de la mayoría de los cubanos; por el contrario, los más de 600 planes de atentados contra la vida de Fidel y de los líderes revolucionarios, corroboran el carácter mercenario del Gobierno de Estados Unidos y de la oposición política a los planes indetenibles de la Revolución cubana que se erige como paradigma para la humanidad progresista.

Sobran las razones para celebrar, una vez más, la primera gran derrota del imperialismo yanqui en Latinoamérica, aunque sea oportuno recordar los acontecimientos ocurridos el 15 de abril de 1961, cuando aviones estadounidenses bombardearon los aeropuertos de San Antonio de los Baños y Ciudad Libertad, en La Habana, y de Santiago de Cuba, en el oriente, como preludio al desembarco en Playa Girón.

La tierra, fecunda por las hazañas heroicas de sus hijos, recibió a Fidel junto a los milicianos de Girón, fue testigo de las agresiones planificadas desde suelo norteamericano y también ha sido la roca de refugio mundial a quienes aplauden la declaración del carácter socialista de la Revolución cubana.

Fidel Castro durante la despedida de duelo de las víctimas de los
ataques aéreos previos a la invasión. Foto: Radio Rebelde
Fue el 16 de abril de 1961 durante la despedida de duelo de las primeras víctimas, horas antes de que una invasión organizada por la administración estadounidense llegara a las arenas de Playa Girón (Bahía de Cochinos), en la occidental provincia de Matanzas.

Tras la victoria obtenida en menos de 72 horas, otros actos hostiles y dolorosos han marcado el devenir de la nación cubana, aún pendiente de soluciones políticas que cancelen el bloqueo económico, financiero y comercial de Estados Unidos o la devolución del territorio ocupado por la base naval de Guantánamo.

Páginas de la historia que se añaden cada día y que en el 2016 celebran el cumpleaños 90 de Fidel Castro, como el líder de la revolución, que a decir de críticos y politólogos es la “suma y síntesis de lo mejor de la vocación patriótica de un pueblo comprometido con su historia hasta el tuétano por los siglos de los siglos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario