sábado, 23 de abril de 2016

Nuevos desafíos de la Revolución Cubana (+ Video)



Jóvenes delegados al VII Congreso del Partido. Foto: Periódico
Escambray

Autora: Caridad Labrada Curbelo

En Cuba crece la reafirmación popular de fidelidad y compromiso con los valores éticos que dan continuidad al proceso político definitivo de socialismo próspero y sostenible, luego de concluido el VII Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC).


Como referencia imperecedera, confluyen las historias de vida que por más de medio siglo permiten a hombres y mujeres de la isla caribeña ser los principales protagonistas de la unidad del pueblo en torno a su único Partido, así como la firmeza ideológica y apego a las raíces patrimoniales de la nación cubana.

Precisamente en el discurso de clausura del Congreso el General de Ejército Raúl Castro Ruz, primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, afirmó que el desarrollo de la economía nacional, junto a la lucha por la paz, la unidad y la firmeza ideológica, constituyen las misiones principales del Partido.

A ultranza es la aceptación de los compatriotas, mientras los enemigos no pueden impedir el avance de los proyectos debatidos durante los cuatro días de la convocatoria comunista y que continuarán sometiéndose a debate público como parte de la Conceptualización del Modelo Económico y Social y las Bases del Plan Nacional de Desarrollo Económico Social hasta el 2030.

Raúl Castro explicó que por inexorable ley de la vida, este sería el último dirigido por la generación histórica, refiriéndose a la cita cumbre partidista celebrada cada cinco años en la isla antillana,  la cual entregará a los pinos nuevos las banderas de la Revolución y el Socialismo.

Añadió sobre la entrega de la dirección del Partido al relevo generacional de cubanos en los próximos años, tal y como se cita en el Informe Central: “…sin el menor atisbo de tristeza o pesimismo, con el orgullo del deber cumplido, convencida de que sabrán continuar y engrandecer la obra revolucionaria por la cual entregaron las mejores energías y la vida misma varias hornadas de compatriotas desde 1868”.

Sin embargo, el mayor reto actual requiere consolidar aún más las políticas culturales y patrones de formación desde la familia, en los centros docente-educativos y a través de los soportes de comunicación, de forma tal que la preferencia de la juventud no se desvirtúe por el uso inadecuado de la tecnología y se ratifique en el conocimiento y práctica de paulatino mejoramiento humano.

Sin dudas un desafío que tiene por delante integrar toda la labor, talento y energía humana de jóvenes y veteranos de mayor experiencia para defender las conquistas de la Revolución Cubana que el mismo Raúl Castro confirmó como el desarrollo de la economía nacional, junto a la lucha por la paz, la unidad y la firmeza ideológica, que constituyen las misiones principales del Partido.

Las más recientes estadísticas registran al Comité Central integrado por 142 miembros, de ellos, algo más de dos tercios nacidos después del triunfo de la Revolución de enero de 1959 y se reduce el promedio de edad a 54,5 años, inferior al de 2011.

No hay comentarios:

Publicar un comentario