sábado, 16 de abril de 2016

Lupus y embarazo, algunos consejos útiles


Foto: Lisandra Chaveco

Autora: Lisandra Chaveco Valdés

El lupus eritematoso sistémico (Les) es un padecimiento que ha cautivado a médicos de todo el mundo, y la mayor de las Antillas no ha sido la excepción. Su compleja sintomatología, llena de símbolos y tan diversa, ha inspirado cientos de investigaciones y el interés creciente de la ciencia cubana.


Para la comunidad científica de la Isla el embarazoen lúpicas ha constituido siempre uno de los mayores retos en la lucha por garantizar la estabilidad de las enfermas.

En este sentido, diversas investigaciones advierten que alrededor del 60 por ciento de las gestantes con Les sufren crisis de actividad de la enfermedad que pueden llegar a provocar daños diversos a órganos o sistemas y hasta la afectación irreversible de estos.

No obstante, “para las mujeres con lupus, el embarazo ya no se considera una imposibilidad”, explicó la especialista de primer grado en Reumatología, María del Carmen Blanco.

“Actualmente, debido a la disposición de mejores medidas de soporte y tratamiento para los problemas coronarios arteriales, diálisis, trasplante renal y otros trastornos secundarios asociados, la historia natural del padecimiento ha cambiado drásticamente”, aclaró.

Aun así, siempre se trata de un embarazo de alto riesgo y los cuidados deberán extremarse si se quiere alcanzar una gravidez saludable, resaltó la master en Medicina BioenergéticaNatural y Tradicional. 

“Para lograrlo es fundamental planificar la maternidad con antelación, cuando la salud de la paciente se encuentre estable y los síntomas e indicadores del lupus estén inactivos”, subrayó.

A juicio de la experta, es importante también que las pacientes sigan las instrucciones médicas sobre el descanso, el ejercicio, la dieta, los medicamentos y estilo de vida, cuidando sobre todo de no fumar, no ingerir alcohol, drogas y limitar la cafeína.

Además, deberán ser evaluadas periódicamente por un equipo multidisciplinario de especialistas en hematología, neonatología, reumatología y ginecostetras para detectar de forma precoz las posibles dificultades maternas y fetales, condiciones que están garantizadas en Cuba, agregó.

A pesar de los avances y pronósticos positivos sobre la gestación en mujeres con Les existen algunas situaciones o cuadros clínicos ante las cuales se debe evitar el embarazo, asegura Blanco.

Entre ellos figuran las afecciones graves de órganos internos, historial de preeclampsia previo, altas concentraciones de anticuerpos antifosfolípidos (AAF) y deterioro progresivo de la función renal, precisó.

De acuerdo con la especialista otro elemento a considerar es el daño renal crónico, pues constituye un foco de trastornos de la tensión arterial, retardo del crecimiento fetal, prematuridad y eleva la incidencia de preeclampsia y abortos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario