sábado, 16 de abril de 2016

LLuvia malogra sexto partido en gran final del béisbol cubano


Autor: William Urquijo Pascual

La lluvia impidióla celebración del sexto partido del play off final del campeonato cubano de béisbol en su edición 55 entre los equipos de Ciego de Ávila y Pinar del Río, pactado para el estadio José Ramón Cepero, de esta ciudad.

  
Hacia el final de la tarde la capital avileña resultó afectada por intensas precipitaciones que provocaron serios daños en el terreno de juego y motivaron la suspensión del desafío, el cual se efectuará mañana sábado desde las siete y 15 de la noche, si las condiciones del tiempo lo permiten.
  
Para el duelo de este viernes estaba previsto la actuación del diestro Dachel Duquesne por los Tigres avileños, mientras Yosvani Torres lanzaría las serpentinas en representación de los Vegueros pinareños.
  
Sin embargo, el mentor de Ciego de Ávila Roger Machado adelantó que este sábado podría enviar al montículo del José Ramón Cepero a su mejor carta de triunfo, el estelar Vladimir García, quien en la presente postemporada archiva registro de dos triunfos y una derrota.
  
En la etapa de play off García trabaja para promedio de carreras limpias de 1.45, y contra Pinar del Río exhibe saldo de 1-1, al salir airoso en el primer partido de la gran final y resultar derrotado en el cuarto encuentro.
  
Ciego de Ávila podrá contar además con el torpedero regular Yorbis Borroto, quien abandonó el terreno en el tercer juego de la gran final con una lesión en el hombro izquierdo que le impidió alinear en el cuarto y quinto desafíos.
  
La escuadra de Pinar del Río dispondrá de su astro Yosvani Torres con el objetivo de buscar la igualada en la serie por el título del pasatiempo nacional, desenlace que obligaría a decidir el ganador del campeonato en un séptimo y último choque.
  
Torres archiva balance de 3-2 y permite 2.42 carreras limpias por juego en lo que va de postemporada, pero en su única presentación ante Ciego de Ávila cargó con la derrota tras admitir seis indiscutibles y cuatro anotaciones, dos de ellas sucias, en tres entradas y dos tercios de actuación.
  
Los Tigres avileños llegan con ventaja casi decisiva de 3-2 al sexto partido por el título, pero deben frenar el ímpeto de unos Vegueros pinareños que vienen inspirados luego de dos éxitos consecutivos en sus predios del Capitán San Luis y buscan una remontada inédita en la historia del clásico beisbolero nacional.
  
Ciego de Ávila triunfó en los dos primeros encuentros celebrados en su feudo del José Ramón Cepero con marcadores de 9-4 y 2-1, para luego vencer 6-5 en el tercer cotejo efectuado en valla ajena, resultado que colocó a los discípulos de Roger Machado a un éxito de reeditar el cetro conquistado el pasado año.
  
Sin embargo, los dirigidos por Jorge Ricardo Gallardo apelaron a su estirpe guerrera cuando muchos los daban por liquidados, y con victorias consecutivas de 6-3 y 8-7 renacieron como ave fénix en la lucha por el máximo galardón de la pelota cubana, para forzar el retorno de la serie a la casa de los vigentes campeones.
  
Los Tigres avileños persiguen su tercera corona en Series Nacionales, luego de superar en la gran final de 2012 a Industriales e imponerse el pasado año al sorprendente combinado de Isla de la Juventud.
  
A su vez, el combinado de Pinar del Río busca su quinto título de campeón en estas lides tras coronarse con anterioridad en 1997, 1998, 2011 y 2014, aunque alcanzó la gloria en otras seis ocasiones (1978, 1981, 1982, 1985, 1987, 1988) con el nombre de Vegueros.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario