viernes, 1 de abril de 2016

La voz del sector privado en La Habana


Fotos: Lázaro Pérez Barcelona

Autor: Lázaro Pérez Barcelona

Varios secretarios generales de secciones sindicales del sector no estatal expusieron sus experiencias en la I Conferencia Provincial del Sindicato del Comercio, la Gastronomía y los Servicios de La Habana, acerca de los beneficios que reporta la afiliación al sindicato para los trabajadores dedicados a este sector de la economía.


En su condición de delegado a la cita sindical, José Luis Laborde, secretario general de la cooperativa no agropecuaria El Gato Tuerto, sita en la calle Tercera esquina a E, en El Vedado, aclaró que al inicio de la actividad hubo una serie de trabas que entorpecían la labor de los 53 trabajadores que actúan en esa área comercial, pero la creación de la sección sindical posibilitó que el sentir de los trabajadores encontrara oídos receptivos y operativos para tomar cartas en el asunto.

Por su parte, Jorge Gutiérrez Sánchez, secretario general de una de las dos secciones sindicales del área comercial de 100 y Boyeros, relató cómo al asumir esa responsabilidad aprendió que el Código de Trabajo establece la firma de los contratos, cuyo fin es establecer los deberes y derechos de los trabajadores y empleadores de obligatorio complimiento para ambos. 

Sobre esa base y en coordinación con los dirigentes sindicales de las instancias superiores, logró la introducción del documento que ahora garantiza la permanencia en su puesto de trabajo de la mujer embarazada, las que antes podían ser separadas del trabajo por carecer del respaldo jurídico. Hoy, dijo Gutiérrez Sánchez, he logrado la firma del contrato laboral del ciento por ciento de los trabajadores afiliados o no a la sección sindical.

Sobre el tema intervino Jorge Cuevas Ramos, miembro del secretariado del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, para afirmar que el ejercicio del trabajo por cuenta propia tiene asegurado su futuro. 

De igual forma, afirmó que tal alternativa laboral tiende a crecer, en especial en este sector, pues cada día se reportan trabajadores del sector estatal que pasan a esa forma de trabajo no estatal. El tema es que los dirigentes sindicales deben prepararse adecuadamente para representar y defender los intereses de esos trabajadores.

El otro tema que ocupó su espacio fue el referido al sistema de pago salarial por resultados. En este aspecto Salvador Valdés Mesa, vicepresidente del Consejo de Estado, y Pedro Víctor Simón Rodríguez, secretario general del Sindicato Nacional de los Trabajadores del Comercio, aseveraron que el tema salarial pasa por un complejo entramado cuya solución tiene que ser la erogación salarial por los resultados productivos. 

La Resolución 17, que a partir de este primero de abril es sustituida por la Resolución 6, con sus aciertos y desaciertos, posibilitó que la economía cubana creciera en sus casi dos años de implantada, pero que el aspecto contable es fundamental para la retribución en correspondencia con lo producido, pues donde no haya una contabilidad fiable no será posible determinar el ingreso por peso gastado, requisito básico para remunerar al trabajador.

Luis Manuel Castanedo Smith, secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba de La Habana, ratificó, entre otros asuntos, la importancia de la preparación de los cuadros sindicales para enfrentar los actuales y futuros retos que impone la coyuntura económica y política que vive la clase obrera cubana.   

Presidencia de la Conferencia.
En el foro los 170 delegados presentes, secretarios generales de secciones sindicales, buroes de empresa, de municipio y de la provincia eligieron a los 29 candidatos a delegados para la Conferencia Nacional, entre los cuales figuran representantes del sector no estatal.

Presidieron además la conferencia, Marinelda Ortega Barrero, titular del Ministerio del Comercio Interior, y Ulises Rosales del Toro, vicepresidente del Consejo de Ministros de la República de Cuba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario