viernes, 15 de abril de 2016

Impresiones de la presidenta de una cooperativa no agropecuaria


Cooperativa no agropecuaria Kalinka.
Foto: Revista Mujeres

Autor: Lázaro Pérez Barcelona

El modelo de gestión no estatal incluye las formas de cooperativas no agropecuarias,  arrendamientos y trabajadores por cuenta propia.

Virginia Mariño Guerra es la presidenta de la peluquería Kalinka, que funciona bajo la forma no estatal de cooperativa no agropecuaria. Kalinka está ubicada en la calle Galiano y San José, en el municipio de Centro Habana, e históricamente reconocida por la buena calidad de sus servicios.


La presidenta accedió a ofrecer sus impresiones acerca del funcionamiento de esta peluquería, que dicho sea de paso, está ubicada en una zona muy privilegiada de la capital cubana por el alto tráfico de personas.  

Este establecimiento está considerado de referente en la calidad de los servicios y el trato al cliente, ¿A qué atribuye usted esta opinión de los clientes?

“A partir del 17 de octubre del 2015, cuando empezamos a funcionar como cooperativa no agropecuaria, se han transformado algunos conceptos en los trabajadores que repercute en la calidad de los servicios y esto se aprecia por la afluencia creciente de clientes, es decir se mantienen los que ya conocen los servicios y aparecen los nuevos que vienen recomendados por los usuarios habituales.

“Sucede también que los servicios ahora siempre están disponibles, no hay frustración porque falle un servicio por falta de algún producto o por rotura de un equipo”.

¿Hubo algún momento de baja calidad o de servicio no disponible?

“No, siempre el colectivo de especialistas tanto los de mayor antigüedad como los nuevos ingresos se han esforzado por trabajar con excelencia, es un problema de orgullo profesional, por esa razón trabajar bien y atender mejor al cliente forma parte de la personalidad de los especialistas. 

“Esto es una tradición que se mantiene. Lo nuevo es que ahora podemos adquirir materiales e insumos en las dos monedas en la red de tiendas y en los almacenes mayoristas, lo cual permite una gestión comercial ágil, sin demoras ni trabas por el uso de los recursos financieros, y esto por supuesto ayuda a elevar la calidad de los servicios, la seguridad en la entrega e influye en la imagen general”.

¿Cuántos trabajadores laboran en esta unidad?

“Bajo este modelo económico no estatal ya apenas usamos el concepto de trabajador, que por supuesto se mantiene en el país, pero en esta nueva relación le decimos socio, entonces acá laboran 36 socios”.

¿Cómo se comporta el ingreso salarial?

“Muy ventajosamente. El salario medio ha crecido en dos y hasta tres veces respecto al salario mensual básico, el problema es trabajar y hacerlo bien y por supuesto que haya clientes y materiales, pero existen las condiciones para continuar elevando los ingresos por socios.

“Por ejemplo este inmueble es amplio, de ahí que se está pensado en aprovechar mejor los espacios, crear óptimas condiciones para la estancia de los clientes y ofertar otros servicios, de este modo habrá más ingreso y por ende más retribución salarial”.

Esta cooperativa desde el punto de vista de afiliación sindical pertenece al Sindicato de los Trabajadores del Comercio, la Gastronomía y los Servicios provincial ¿cómo es la atención de esa organización para los trabajadores de Kalinka?

“Ellos ayudaron a constituir la sección sindical a la cual están afiliados todos los socios, recibimos sus orientaciones tanto a través de la participación del secretario general en las reuniones del territorio como por la visita sistemática de la miembro del secretariado que nos atiende. 

“Además en los últimos tiempos hemos merecido reconocimientos de la instancia superior por el buen funcionamiento del sindicato”.

De acuerdo a los servicios que brindan, que pasan desde peluquería hasta podoncia, y si se tiene en cuenta que con esta nueva forma de gestión empresarial la mujer no pierde sus reivindicaciones como principio de la Revolución, ¿cómo son atendidas bajo este modelo?

“Las mujeres reciben igual tratamiento que las que trabajan en la empresa estatal, no hablo de los derechos legales porque esos son inviolables, sino de los sociales y políticos. Igual se festeja el Día Internacional de la Mujer y el de la Federación de Mujeres Cubanas, que son fechas propias de las mujeres. 

“El pasado 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, lo festejamos el domingo 13 de ese mes para no afectar los servicios a la población que es nuestra razón de ser, pero están creadas las condiciones sociales y políticas para que las féminas se desarrollen plenamente como en el resto de los sistemas empresariales estatales.

“La preocupación y atención por mejorar las condiciones de vida es una constante para la dirección de la organización sindical, no solo para bien de los trabajadores, sino también como estrategia para retener y captar clientes, según palabras de José Ángel García Bergara, secretario general de la sección sindical”.

Kalinka es una flor rusa que simboliza el amor y la ternura, e igualmente la belleza, de ahí la adopción de ese nombre en el año 1965 y la exposición de una pintura de la flor en el salón de espera que honran con ello la amistad entre los pueblos de Rusia y Cuba

No hay comentarios:

Publicar un comentario