sábado, 30 de abril de 2016

Fumadores y empleo


Foto: www.tumblr.com
Autor: Doctor Alberto Quirantes Hernández

Los fumadores desempleados tienen mayores dificultades para conseguir un empleo. Cuando lo obtienen perciben menores salarios por la índole del mismo en relación a quienes no tienen esta mutilante y mortal adicción.

Aunque aun no existe una clara definición del problema se han adelantado algunas explicaciones al respecto, pues algunos factores aparte de fumar podrían explicar esta diferencia, según una investigación realizada en la Universidad de Stanford, en California, y publicada en la revista JAMA Internal Medicine.

Empleo y fumadores

Quienes fuman, tanto hombres como mujeres pudieran estar afectando sus posibilidades laborales debido a la adicción al tabaco.

Estas personas adictas priorizan el gasto en cigarrillos, en vez de destinar el dinero en cosas más importantes, capaces de ayudarles a encontrar empleo como es en un mejor atuendo personal, ropa nueva, gastos de transporte rápido como autos de alquiler e incluso un teléfono celular.

Los fumadores tienen un estrés adicional debido a su adicción al tabaco y a la abstinencia a la nicotina cuando están en un sitio donde no se puede fumar.

La nicotina tiene un gran poder adictivo y quien está ansioso no se puede concentrar adecuadamente en asuntos del momento, necesitados de gran atención.

Eso se traduce en una gran desventaja en relación a los no fumadores cuando se encuentran en el proceso de una entrevista de trabajo.

Por parte de los empleadores

Según la investigación referida, habitualmente muchos de los empleadores han confesado como los candidatos a un puesto de trabajo con fuerte olor a tabaco se colocan en desventaja para obtener el empleo, en relación a quienes no tienen este desagradable olor.

También conocen, antes de adjudicar el empleo, como los fumadores presentan certificados médicos con mayor frecuencia en relación a quienes no fuman y por lo tanto, resultan menos productivos.

Según los resultados de la investigación

Aunque en investigaciones anteriores han vinculado fumar con el desempleo, el estudio actual siguió a las personas desempleadas en el tiempo.

Fue estudiada una muestra de 251 personas mientras buscaban trabajo entre 2013 y 2015, cuya edad promedio es de 48 años.

Un 56 por ciento de los no fumadores encontraron empleo, frente a solo un 27 por ciento de los fumadores.

Entre quienes consiguieron empleo los fumadores obtuvieron trabajos con un salario promedio de 15.10 dólares la hora, frente a los 20.27 dólares la hora en los trabajos conseguidos por quienes no fumaban.

La diferencia fue, en promedio, de unos cinco dólares por hora, o de más de ocho mil 300 dólares al año.

Tabaquismo en Cuba

De acuerdo con un artículo publicado en el periódico Granma el pasado año y aun con plena vigencia, se plantea como “si bien en Cuba existen normas jurídicas para la regulación y el control del tabaquismo, falta todavía una Ley sobre la Prevención y el Control del Tabaquismo, de carácter general que exija legalmente contra este flagelo, nocivo para la salud humana”.

La mayor de las Antillas ocupa el cuarto lugar de prevalencia de fumadores adultos en las Américas, solo antecedida por Chile, Bolivia y Uruguay.

Un 23 por ciento de la población de 15 años y más, fuma en la actualidad y el 10 por ciento de ellos consumen más de 20 cigarrillos diarios.

Son cifras elocuentes necesitadas de medidas adecuadas para modificarlas a favor del país y de la salud de todos sus ciudadano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario