martes, 5 de abril de 2016

Cuba entre los países del Caribe menos afectados por el VIH


Foto: Internet
Autora:Ania González Rodríguez

Cuba es uno de los países menos afectados por el Virus de Inmunodeficiencia Humana (Vih) en el Caribe, y la respuesta nacional ha alcanzado logros que ponen de manifiesto su éxito. Ejemplos de ello son: la cobertura del tratamiento para las personas que viven con el VIH, próxima al ciento por ciento de los que lo requieren, y que se comporta significativamente superior al promedio de la región.


Otro impacto es que las tasas de sobrevivencia de las personas con tratamiento y el nivel de satisfacción de las que viven con la enfermedad es elevado y ha crecido notablemente durante los últimos años. A ello ha contribuido que la gran mayoría de las personas que viven con el virus y que fueron diagnosticadas recientemente pueden trabajar o seguir estudiando, lo que se traduce en un mayor acceso a servicios y por ende a una mejor calidad de vida.

El sistemático trabajo de prevención, con todas las iniciativas que se han puesto en marcha, está mostrando su eficacia en los bajos índices de  prevalencia e incidencia del VIH.
En esta labor el Ministerio de Salud Pública (Minsap) ha logrado el apoyo de múltiples instituciones, con el resultado de un fomento de programas dirigidos a la población en general y a la atención de necesidades específicas de poblaciones en situación de desventajas.

El objetivo es dar una respuesta cada día más integral y efectiva que limite la propagación de la epidemia del VIH y garantice servicios de acompañamiento, atención y cuidado, incluyendo tratamiento de calidad para todas las personas necesitadas.

Nuestro sólido, funcional, universal y gratuito sistema de salud, amén de que busca seguir perfeccionándose con todas sus transformaciones, ha contribuído sin dudas a esta respuesta que el país exhibe hoy frente al VIH.

Cuba ha contado con aliados que la apoyan en su labor como son el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Fondo Mundial de lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria (ONUSIDA), cuyos  esfuerzos por ejemplo, apoyaron la respuesta nacional en la prevención de la transmisión del VIH de madre a hijo, que situó al país en este aspecto como pionero a nivel mundial.

La Isla está preparada para sumir y enfrentar los nuevos retos,
su propósito superior es el de llegar a cero (cero nuevas infecciones por VIH, cero muertes relacionadas con el Sida, y cero estigma y discriminación) y en esta meta espera que la sociedad civil le siga acompañando, junto a las instituciones nacionales comprometidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario