viernes, 15 de abril de 2016

Complicaciones cardiovasculares en pacientes con Les

Foto: Internet

Autora: Lisandra Chaveco Valdés

Por su naturaleza de enfermedad autoinmune generalizada, el lupus eritematoso sistémico (Les) puede producir daños diversos en el sistema cardiovascular de acuerdo con varios expertos.


Las manifestaciones son variables y pueden comprometer todas las estructuras del corazón, aseguró la especialista de primer grado en Reumatología, María del Carmen Blanco.

Actualmente, la enfermedad cardiovascular constituye la mayor causa de mortalidad prematura entre los pacientes con Les, acotó.


La pericarditis es una de las manifestaciones más frecuentes del padecimiento y está incluida como uno de los criterios de clasificación del Colegio Americano de Reumatología para Les.

El cuadro pericárdico aparece asiduamente al inicio de la enfermedad y durante los brotes agudos de actividad, muchas veces de forma paralela a la afectación de otros órganos o sistemas, comentó la Doctora en Ciencias Médicas.

“Los signos incluyen fiebre, taquicardia, ruidos cardíacos apagados y, en pacientes con pericarditis constrictiva, la presión venosa yugular aumenta y el pulso es prominente”, agregó.

Por otra parte, las y los pacientes con lupus presentan una elevada tasa de enfermedad ateroesclerótica (Ate), en relación con factores de riesgo comunes como las alteraciones lipídicas y renales, refirió Miguel Estévez del Toro, especialista de segundo grado de Reumatología.

La ateroesclerótica secundaria por Les puede llegar a complicarse mediante fisuras, erosión o formación de trombos, lo que suele favorecer la aparición de isquemias o necrosis, explicó el director general del Hospital Clínico- Quirúrgico Hermanos Ameijeiras.

“Además, se han descrito alteraciones tanto anatómicas como funcionales en las válvulas cardíacas, muchas veces asociadas a la presencia de anticuerpos antifosfolípidos positivos”, agregó.

Los engrosamientos valvulares figuran entre los trastornos más frecuentes de este tipo, mientras las alteraciones anatómicas son encontradas habitualmente en las válvulas mitral y aórtica, precisó.

La detección temprana es importante para aplicar con rapidez un tratamiento apropiado, el cual dependerá del grado de afección cardiaca y generalmente incluye dosis combinadas de corticoides y fármacos citotóxicos, advirtieron los galenos.

Un control oportuno de la inflamación sistémica en estas enfermedades puede conducir a reducir el riesgo de cardiopatía isquémica y de infarto agudo del miocardio, concluyeron los especialistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario