viernes, 8 de abril de 2016

Cepeda: Pienso que en octubre ya estaría jugando


Autor: Elsa Ramos (Escambray)
   
Frederich Cepeda Cruz muestra una favorable recuperación a un mes de haber sido operado en su codo derecho con la cirugía conocida como Tommy John y confirma sus intenciones de volver a los terrenos de juego.


El destacado pelotero espirituano fue intervenido quirúrgicamente en el complejo ortopédico Frank País de la capital cubana, donde también este año fue operado en su rodilla derecha.

«La operación duró unas dos horas, me la practicó el doctor Liván Peña Marrero, tenía todo eso dañado de hace varios años, no me molestaba mucho hasta que hace unos dos años comencé a sentirlo por el esfuerzo de tanto tiempo sin parar de jugar», asegura el jardinero.

«Me había hecho bloqueos en el codo y los médicos decidieron, con mi consentimiento, realizar la operación. Según me explicaron el procedimiento consiste en la extracción del tendón de la mano izquierda para colocarlo en la parte dañada, con diferentes técnicas que ellos aplican; es una cirugía delicada —sostiene—. Lo que queda ahora es seguir la recuperación, que será larga pues después hay que hacer ejercicios más lentamente.»

Según Cepeda, quien este 8 de abril cumple 36 años, si todo sale bien para octubre estaría en los terrenos de béisbol a partir de la experiencia de peloteros y otros deportistas a quienes se les ha practicado esta cirugía.

«Se dice que los jugadores se demoran menos que los lanzadores, pues estos dependen más del brazo. Muchos como Yoandry Urgellés, Alberto Bicet y otros deportistas a los seis meses de operados ya estaban jugando», ilustra.

«Tengo mucha fe en que todo va a salir bien y que voy a seguir jugando béisbol, tengo que poner de mi parte como siempre lo he hecho, cumplir los ejercicios de rehabilitación durante algunos meses. Por lo que el médico me explicó, pienso que en octubre ya estaría jugando aunque la recuperación total es de un año, si se trata de competencia, hay que ver cómo evoluciono pues entre las dos operaciones llevo unos cinco meses sin practicar ni jugar, entrenaba pero no es el mismo rigor.»

El doctor Remberto Pérez, director del centro provincial de Medicina del Deporte, explica: «Se le hizo una transposición de vasos, le limpian la articulación porque tenía muchos osteofitos por el tiempo en el deporte, que le actuaban como cuerpos libres, lo cual no le permitía usarla y le producía una impotencia funcional. O sea, de la mano izquierda le sacan el tendón, le transportan vasos para el otro brazo, eso queda como nuevo».

De acuerdo con informaciones de sitios digitales especializados, la cirugía de Tommy John debe su nombre a un pitcher norteamericano con ese nombre que en 1974 se enfrentaba a una lesión que podía sacarlo del béisbol a la edad de 31 años.

John se sometió a la cirugía del doctor Frank Jobe, jefe del equipo médico de Los Dodgers de Los Ángeles, quien reemplazaría el ligamento dañado con uno de la muñeca del brazo izquierdo, pues no lanzaba con este brazo. Tras 18 meses, Tommy John volvió al box y se retiró en 1989 con 46 años, había ganado 40 victorias más después de la cirugía, 164 contra 124 para terminar con 288 en total.

Por este éxito la cirugía del doctor Frank Jobe adquirió el nombre mediático de Tommy John.

La operación obliga a un jugador a perderse al menos una temporada completa, pero muchos lanzadores de poder como Chris Carpenter (2007), Stephen Strasburg (2010) y Adam Wainwright (2011) volvieron a lanzar tan duro con sus brazos reparados como lo hacían antes de la cirugía.

Según una encuesta realizada en 2013 el 25 por ciento de los lanzadores de las Ligas Mayores y el 15 por ciento de las menores se habían sometido a esa intervención.

Tomado escambray.cu
FREDERICH Cepeda Cruz muestra una favorable recuperación a un mes de haber sido operado en su codo derecho con la cirugía conocida como Tommy John y confirma sus intenciones de volver a los terrenos de juego.

El destacado pelotero espirituano fue intervenido quirúrgicamente en el complejo ortopédico Frank País de la capital cubana, donde también este año fue operado en su rodilla derecha.

«La operación duró unas dos horas, me la practicó el doctor Liván Peña Marrero, tenía todo eso dañado de hace varios años, no me molestaba mucho hasta que hace unos dos años comencé a sentirlo por el esfuerzo de tanto tiempo sin parar de jugar», asegura el jardinero.

«Me había hecho bloqueos en el codo y los médicos decidieron, con mi consentimiento, realizar la operación. Según me explicaron el procedimiento consiste en la extracción del tendón de la mano izquierda para colocarlo en la parte dañada, con diferentes técnicas que ellos aplican; es una cirugía delicada —sostiene—. Lo que queda ahora es seguir la recuperación, que será larga pues después hay que hacer ejercicios más lentamente.»

Según Cepeda, quien este 8 de abril cumple 36 años, si todo sale bien para octubre estaría en los terrenos de béisbol a partir de la experiencia de peloteros y otros deportistas a quienes se les ha practicado esta cirugía.

«Se dice que los jugadores se demoran menos que los lanzadores, pues estos dependen más del brazo. Muchos como Yoandry Urgellés, Alberto Bicet y otros deportistas a los seis meses de operados ya estaban jugando», ilustra.

«Tengo mucha fe en que todo va a salir bien y que voy a seguir jugando béisbol, tengo que poner de mi parte como siempre lo he hecho, cumplir los ejercicios de rehabilitación durante algunos meses. Por lo que el médico me explicó, pienso que en octubre ya estaría jugando aunque la recuperación total es de un año, si se trata de competencia, hay que ver cómo evoluciono pues entre las dos operaciones llevo unos cinco meses sin practicar ni jugar, entrenaba pero no es el mismo rigor.»

El doctor Remberto Pérez, director del centro provincial de Medicina del Deporte, explica: «Se le hizo una transposición de vasos, le limpian la articulación porque tenía muchos osteofitos por el tiempo en el deporte, que le actuaban como cuerpos libres, lo cual no le permitía usarla y le producía una impotencia funcional. O sea, de la mano izquierda le sacan el tendón, le transportan vasos para el otro brazo, eso queda como nuevo».

De acuerdo con informaciones de sitios digitales especializados, la cirugía de Tommy John debe su nombre a un pitcher norteamericano con ese nombre que en 1974 se enfrentaba a una lesión que podía sacarlo del béisbol a la edad de 31 años.

John se sometió a la cirugía del doctor Frank Jobe, jefe del equipo médico de Los Dodgers de Los Ángeles, quien reemplazaría el ligamento dañado con uno de la muñeca del brazo izquierdo, pues no lanzaba con este brazo. Tras 18 meses, Tommy John volvió al box y se retiró en 1989 con 46 años, había ganado 40 victorias más después de la cirugía, 164 contra 124 para terminar con 288 en total.

Por este éxito la cirugía del doctor Frank Jobe adquirió el nombre mediático de Tommy John.

La operación obliga a un jugador a perderse al menos una temporada completa, pero muchos lanzadores de poder como Chris Carpenter (2007), Stephen Strasburg (2010) y Adam Wainwright (2011) volvieron a lanzar tan duro con sus brazos reparados como lo hacían antes de la cirugía.

Según una encuesta realizada en 2013 el 25 por ciento de los lanzadores de las Ligas Mayores y el 15 por ciento de las menores se habían sometido a esa intervención.

No hay comentarios:

Publicar un comentario