miércoles, 13 de abril de 2016

A 167 años del natalicio de Enrique José Varona


Foto: Internet

Autora: Cáliz Moré Leal

La historia de la pedagogía cubana cuenta entre sus próceres con el escritor, filósofo, pensador y hombre público que fuera Enrique José Varona.


Nacido el 13 de abril de 1849, el camagüeyano, de quien diría otro de los grandes, Emilio Roig de Leuchsenring fue "durante largo tiempo, por excelencia, guía y maestro de cubanía; tiene entre sus grandes méritos el haber dirigido el periódico Patria luego de la muerte de José Martí. Rotativo en el que publicó Cuba contra España y El fracaso colonial de España,  documentos que muestran su pensamiento y las actitudes de los patriotas cubanos”.

Desde su ministerio de Instrucción Pública y de Hacienda en el año
1899, quien se incorporó a la lucha independentista en los campos cubanos, preparó el plan y la organización de la enseñanza secundaria y universitaria conocido como Plan Varona, que entró en vigor un año más tarde.

En los momentos en que los cubanos hilvanan la guerra dirigida por Martí y Máximo Gómez, Varona es considerado el filósofo del separatismo, luego s
u  no adhesión al gobierno de la seudorepública lo alejan de la política y lo conducen nuevamente por los caminos del magisterio, impartiendo clases de Filosofía Moral, Sicología y Sociología en la Universidad de La Habana, donde se identifica con los intereses estudiantiles.

Esta actitud hizo que deviniera en ícono de la juventud cubana de la década del 30 del pasado siglo XX.

La vida y obra de Varona poseen una significación que va más allá del hecho de haber constituido la representación cimera de la filosofía cubana y de haber destacado su personalidad en dos capítulos fundamentales de la historia de Cuba: en el siglo XIX y en el siglo XX: en la Colonia y en la República.


E
nrique José Varona es uno de los espíritus más amplios y fecundos de la cultura cubana. Su prestigio se halla vinculado ante todo a las tareas del  pensamiento, como a las de construir los fundamentos de la nacionalidad cubana.

Su impronta en la pedagogía cubana se perpetúa con la creación de la  Universidad de Ciencias Pedagógicas, a quien en honor de tan eminente educador se le asignó el nombre de Enrique José Varona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario