miércoles, 30 de marzo de 2016

Planificación familiar y anticoncepción, un tema que necesita nuevas miradas



Foto: asiescuba.wordpress.com
Autora: Ania González Rodríguez

Darnos cuenta de cuánto el tema de la planificación familiar y la anticoncepción necesita de una mirada más intencionada y mayor conocimiento por parte de la población, no requiere de profundas investigaciones solo unas pocas preguntas a nivel familiar, de vecinos o colectivo laboral y lo acuñaremos.


Consciente de ello, el Ministerio de Salud Pública (Minsap), que sí tiene en sus manos estadísticas reveladoras y conocimiento especializado del impacto que la falta de educación integral en la sexualidad y de conocimiento sobre el acceso a los servicios de planificación familiar ha tenido y tiene sobre la salud sexual y reproductiva de la población cubana, se empeña en un trabajo mucho más profundo de información sobre el tema a nivel multisectorial, en busca de una efectiva y más temprana respuesta a necesidades como la de disminuir el embarazo no planificado, el aborto, el riesgo de infertilidad y contribuir al aumento de la natalidad en Cuba.

No es costumbre en la mayor de las Antillas que las parejas antes del embarazo vayan espontáneamente a los servicios de salud, ni siquiera a los que tenemos más cerca de la casa, los consultorios del médico de la familia, para que les sean identificadas las condiciones que pueden incidir futuramente sobre la salud de la madre y el hijo.

Es este objetivo en el que Salud Pública requiere un mayor acompañamiento educativo por parte de los maestros, la familia, los medios de comunicación y los diferentes factores de la comunidad.

El doctor Roberto Álvarez Fumero, responsable del Programa Nacional Materno Infantil en el Minsap, en un curso para periodistas especializados en temas de salud enfatizó en la necesidad de insistir en que mujeres y hombres entre los 15 y 49 años, independientemente de tener o no parejas, de mantener o no relaciones sexuales y de pensar o no tener hijos, asistan al consultorio al menos una vez al año para beneficiarse de las acciones de planificación familiar.

Para las que no tienen la edad idónea o cuando la pareja sienta que las condiciones, según su derecho a elegir, no estén creadas para tener descendencia, están a mano opciones saludables de anticoncepción; de manera que no tengan que recurrir al aborto ante un embarazo no deseado, como método anticonceptivo que más adelante, por sus secuelas para la mujer, les afecte en su deseo de tener hijos.
Foto: Internet

Asimismo, explicó que los métodos de larga duración, como el implante y el dispositivo intrauterino (DIU), son sumamente eficaces para prevenir el embarazo, debido, en gran parte, a que no requieren acciones diarias o periódicas como tomar una tableta o aplicar otra inyección a tiempo.

También puede optar por otros procedimientos más actuales y disponibles en Cuba como son los hormonales inyectables, muy efectivos si se usan de manera correcta y sistemática, siempre combinados con el condón, para garantizar protección igualmente frente a las infecciones de transmisión sexual y el VIH/Sida, y que no causan malformaciones fetales ni esterilidad, como tampoco causan cáncer, ni  aumentan el riesgo de adquirir cáncer de mama, más bien reducen el riesgo para enfermedades benignas de la mama, cáncer de ovario y endometrio, quiste ovárico funcional, embarazo ectópico y enfermedad pélvica inflamatoria.

Es bueno saber que existe del mismo modo la anticoncepción de emergencia: un método de prevención del embarazo, de reciente disponibilidad y entrega gratuita y sin receta en los consultorios del médico y la enfermera de la familia, que como su nombre lo indica no es para emplear de manera regular, sino solo en caso de emergencia y que se indica solo dentro de los cinco días a partir del momento de haber tenido una relación sexual sin protección, o bien del fracaso o el uso erróneo de un anticonceptivo. Lo cierto es que, según los especialistas, cuanto más inmediatamente se ingiera la tableta de emergencia, más eficaz será.

Fuente: CubaEduca

No hay comentarios:

Publicar un comentario