lunes, 28 de marzo de 2016

Ofensiva contra el Aedes en Cuba



Campaña antivectorial en Cuba.
Foto: Cubahora

Autora: Caridad Labrada Curbelo

Las autoridades sanitarias de Cuba intensifican la calidad del tratamiento antivectorial, mediante las fumigaciones sistemáticas que se realizan en el sector residencial y estatal para eliminar el peligro de la proliferación del mosquito Aedes aegypti.


Como el desafío del año pudiera definirse la actual campaña que involucra a más de siete mil hombres movilizados, 748 jefes de brigada y 774 equipos, de acuerdo a información divulgada por el Ministerio de Salud Pública (Minsap) en la isla del Caribe, donde se realiza con denuedo el enfrentamiento al temible mosquito transmisor de enfermedades como el dengue, el zika y la chikungunya.

En su más reciente audiencia pública, Roberto Morales Ojeda, ministro del Minsap, precisó que lo más importante en la actualidad es cerrar filas contra la negligencia, pues todavía persiste la indisciplina ciudadana que impide llegar a locales cerrados, aunque se trabaja de forma conjunta con diversos organismos, instituciones y organizaciones, para eliminar la infestación de mosquitos en cualquier parte del territorio nacional.

La Habana se encuentra entre las ciudades con indicadores elevados de infestación del zancudo, por lo que es necesario perseverar en el saneamiento ambiental en los centros laborales, el tratamiento focal en los hogares, escuelas y demás locales para lo cual es imprescindible la conciencia popular de velar porque se cumpla lo establecido, en beneficio de la salud humana de todos.

De acuerdo a estadísticas referidas por Morales Ojeda, al frente del grupo de control encargado de dar seguimiento al tema, uno de los problemas fundamentales hoy día es el incumplimiento de las inspecciones para eliminar lar larvas de mosquito, cumplido en las últimas semanas solo al 68,1 por ciento.

La Organización Mundial de la Salud estima que el Aedes aegypti
como vector importante en la transmisión del dengue y la fiebre amarilla causa 50 millones de infecciones y 25 mil muertes por año.

De lo anterior, es oportuno referirse a que puede alimentarse en cualquier momento,
suele picar con más frecuencia al amanecer y al atardecer, mientras que los sitios donde mejor puede reproducirse son aquellos donde existe agua estancada y limpia: charcos, recipientes descubiertos y abandonados, tiestos de macetas, neumáticos desechados, agua de sumideros de los patios, entre otros.

Por ello, una vez más las autoridades sanitarias de la nación antillana alertan sobre el peligro que se cierne sobre la población de no estimar la prevención y las medidas orientadas que respaldan el criterio siempre vigente de: “Higiene es Salud”, como la mejor ofensiva contra el Aedes aegypti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario