lunes, 14 de marzo de 2016

La Habana remontó ante Las Tunas y sigue imparable

Autor: Osmany Torres

La Habana tiró de orgullo y talento para remontar en los últimos diez minutos de partido ante Las Tunas y quedarse con tres los puntos gracias al autogol de Alejandro Rivero que significó el 2x1 final.


Al cierre de cinco fechas los habaneros suman 15 unidades y son líderes en solitario del Campeonato Nacional de Fútbol de Primera División con puntuación perfecta.

Desde el silbatazo inicial los habaneros fueron a por el partido y en el minuto 3´una asociación entre Eddy Sanamé y Yasnay Rivero terminaba con un remate de Sanamé a manos del internacional Sandy Sánchez. La dupla en banda del plantel de Dariem Díaz parecía inspirada y auguraba otra tarde de pesadilla para la zaga rival.

El marcador pudo activarse a los 13´minutos de partido cuando una jugada preparada entre Yosvani Vinent y Rubén Mendoza acabó en los botines del omnipresente Sanamé que vio como Sánchez volvía a privarle de su cuarta diana en el torneo.

Dos minutos después Rivero colgaba un libre directo al área y Armando Oramas la mandaba arriba. La apertura del tanteador era solo cuestión de tiempo y puntería de los locales, pues el cuadro tunero lucía a merced del plantel de Dariem Díaz.

Más de los locales en la fracción 20´con un cambio de frente de Sanamé para Rivero que de primera la mando por encima de la cabaña de Sánchez.

A la media hora los tuneros inquietaron por primera vez a Vismel Castellanos con un slalom de Ángel Góngora que disparó desviado. Instantes después una cesión de Daniel Alarcó obligaría a Castellanos a salir de su área para despejar un balón suelto ante la presión de Góngora.

La última de peligro del primer parcial fue para los capitalinos con un pase largo de David Sarmiento que dejó solo en el área a Mendoza pero el ariete dudo unos segundos y cuando remató la pelota quedó en poder de Sánchez.

El complemento arrancó con el mismo libreto, La Habana imponiendo su ritmo y buscando llegar por las bandas, mientras Las Tunas hacía tiempo en espera de un milagro que les permitiera salir con un punto del Pedro Marrero.

Mendoza tendría la primera clara del complementario al plantarse solo en el área ante Sánchez pero su remate al primer palo terminaría en la red lateral. La seguidilla de ocasiones continuó con un disparo desviado de Sanamé dentro del área.

Necesitado de goles pero también de un poco de pausa en la elaboración del juego, Dariem Díaz mandó al campo en el minuto 58´a los internacionales Andy Baquero y Yolexis Collado en sustitución de Roberto Peraza y David Sarmiento.

Dichos movimientos generaron algo de incertidumbre en los futbolistas sobre el césped que tardaron varios minutos en ordenarse en defensa, sobre todo en la banda izquierda donde no se definía si era Baquero u Oramas el ocupante de ese puesto.

A pesar del momentáneo despiste táctico, los capitalinos seguían generando ocasiones de gol como el cabezazo  de Sanamé al 65´ que fue desviado a córner por un defensor. El reloj caminaba y el marcador no se movía, el fantasma del 0x0 de la pasada campaña rondaba el Marrero.

Con 18´ minutos por disputar  Dariem Díaz se jugó la última carta que le quedaba para no dejar escapar dos puntos en un partido donde su equipo había hecho méritos para anotar tres o cuatro goles.  El ingreso de Eduardo Montalvo cambiaría el rumbo del partido y daría a La Habana su quinto éxito consecutivo en este arranque de Campeonato.

Para darle un matiz épico al triunfo de los habaneros, Las Tunas se adelantó en el marcador con un gol de Israel Quesada a los 74´ minutos de juego. El sustituto del lesionado Maykel Celada aprovechó un centro al segundo poste para poner el 1x0.

El tanto en contra no bajo el ímpetu de los locales que al 80´pudieron igualar en una individual de Baquero quien dejó atrás a tres defensores y puso la pelota en el corazón área pero no apareció rematador.

Al 82´se desató la euforia en el Marrero cuando Montalvo casi cayéndose sacó un remate raso de zurda que se metió en el palo derecho de Sánchez. El talismán de Dariem Díaz volvía a brillar, como ya lo hiciera ante Ciego de Ávila, Cienfuegos y Camagüey, y empataba el partido a ocho del final.

La remontada era posible pero primero tocó suspirar con un disparo desde la frontal que Castellanos manoteó a córner en el 85´. Los tuneros sin hacer mucho pusieron en aprietos a una defensa con muchos movimientos.

Con el principal mirando su reloj para ver la hora, Montalvo volvió a ganarle el pulso a Sánchez  al quitárselo de encima con un regate a punta de área y definir a puerta vacía con la derecha. Por cosas del fútbol el disparo de Montalvo, que salió un poco desviado, acabó en las redes gracias a la colaboración de Alejandro Rivero.

A un minuto del final La Habana daba vuelta al marcador y se hacía justicia con lo visto sobre el campo. En el plano anecdótico quedaría el disparo de Rivero al poste cuando ya se jugaba el agregado. Los habaneros archivaban su quinta victoria consecutiva en el Campeonato y se quedaban como único elenco con puntaje perfecto luego de cinco jornadas.

Más allá de que todavía es muy temprano para lanzar campanas al vuelo y que durante las próximas tres fechas Dariem Díaz no podrá contar con el talento de sus internacionales convocados con la selección nacional, este parece ser un año grande para La Habana.

Según comentan varios miembros del plantel el hecho de estar unidos y enfocados en un mismo objetivo hace que la posibilidad de levantar el título al término del torneo sea cada vez más factible. De momento el equipo va por el buen camino. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario