martes, 1 de marzo de 2016

Independencia es Revolución Cubana



Foto: Gilberto González García
Autora: Caridad Labrada Curbelo

Es preciso reconocer la historia de Cuba como el proceso ineludible de acontecimientos que sentaron pauta para consolidar los ideales patrios y la soberanía nacional que hoy es paradigma de prestigio mundial.


Por lo anterior, el aniversario 121 del reinicio de las luchas por la independencia de Cuba ocurrido el 24 de febrero de 1895, se rememora hasta hoy no solo como el Grito de Baire sino también como la etapa que precedió la rendición del ejército colonial español y el nacimiento ulterior de la República de Cuba, con sus gobiernos fraudulentos vinculados a Estados Unidos.

Es necesario recordar en primera instancia, la valentía de los mambises y de sus más connotados héroes; fue preciso -por ejemplo- que entre el 22 de octubre de 1895 y el 22 de enero de 1896 se produjera la Invasión a Occidente, en la que Antonio Maceo parte desde Mangos de Baraguá con mil 400 hombres y al encontrarse con el Generalísimo Máximo Gómez en la Trocha de Júcaro a Morón dejarán instituido el Ejército invasor.

Importante el 20 de mayo de 1902 cuando cesa la primera intervención norteamericana en la isla y siendo electo Tomás Estrada Palma como su primer presidente, se pone en evidencia la Enmienda Platt como instrumento constitucional para hacer valer el viejo anhelo del presidente estadounidense, Mckinley de: “By ties of singular intimacy and strenght”, es decir, de que la nación antillana debía permanecer unida a su país por lazos particularmente estrechos.

Toda una larga e ilustrativa secuencia de hechos que en la mayor isla del Caribe suscitó desde su génesis la decisión del pueblo de luchar por el derecho de libre determinación, a decidir su propia forma de gobierno y poner fin a las injerencias externas en la República mediatizada.

Historia escrita con sangre en el devenir diario del pueblo como principal protagonista de las luchas por la independencia en el siglo XX, a partir de la creciente intervención norteamericana en la vida política y económica de la isla, que intentaba dar al traste con el profundo deseo de los cubanos de desarrollo económico, social y cultural, y estructurarse libremente, sin mediaciones foráneas y de acuerdo con el principio de igualdad.  

De cualquier manera el significado de la historia patria en el enfoque de José Martí de la independencia proclama a voces su prolífica sabiduría política, confirmada mediante su obra colosal de haber reunido a los principales independentistas sobrevivientes de la guerra del 68, en la batalla de alcance nacional para fundar una nueva República.

A tales fines también sirvió como fundador del Partido Revolucionario Cubano y de su intensa batalla intelectual, de convencimiento antimperialista, apego a la dignidad plena del hombre y por la independencia de Cuba. 

Es así que las guerras independentistas y el posterior triunfo de Fidel Castro y las fuerzas revolucionarias el primero de enero de 1959 llevan implícito el altruismo de los hombres y mujeres que participaron en la gesta libertaria por más de cien años, de lo cual Martí es el Maestro y autor intelectual de la Revolución Cubana.     

No hay comentarios:

Publicar un comentario