viernes, 11 de marzo de 2016

Ejercicios constantes para el cuidado de su corazón


Foto: Internet

Autor: Doctor Alberto Quirantes Hernández

Según una publicación del Consejo de Cardiología de los Deportes y el Ejercicio del Colegio Americano de Cardiología en la revista Journal of the American College of Cardiology, la práctica de ejercicios de manera regular es esencial para mantener el corazón sano; y mientras más ejercicios se practiquen, mucho mejor.


Incluso una acción de tan poca actividad como es mantenerse de pie, ya puede disminuir el riesgo de enfermedades cardiacas; pero se pueden lograr reducciones mayores en este tipo de contingencia con  más ejercicio.

No hay peligro

En las personas con niveles extremadamente altos de entrenamiento físico, los beneficios recibidos por sus corazones superan cualquier tipo de riesgo.

La utilidad de los ejercicios incluso se manifiesta de gran utilidad en relación a la conocida como prevención primaria, acciones encaminadas a evitar la enfermedad sobre algo sano, como en la prevención secundaria. En este último caso ya existe determinado grado de enfermedad pero aún no ha sido descubierta.

No importa la intensidad

El beneficio llega a través de cualquier grado de ejercicio sin importar la intensidad del mismo.

También puede ayudar en la prevención terciaria y es cuando las personas ya son tratadas por una enfermedad cardiaca conocida y diagnosticada.
Pero en estos casos, lamentablemente solo unos pocos de los encontrados en la investigación realizaron más de 30 sesiones del entrenamiento programado por el médico de asistencia.

Lo recomendable y lo ideal

La mayoría de los enfermos asistentes a las consultas deben ser estimulados a practicar de manera sistemática con la realización de ejercicios de intensidad baja y moderada, bajo la supervisión de un entrenador en cultura física.

Pero más importante aún para la población en general es la realización de actividades físicas a lo largo de toda la vida por su influencia beneficiosa desde la niñez hasta la tercera edad.

En Cuba
Aunque la Isla tiene un esquema de salud del primer mundo, no escapa a determinadas realidades, pues cada año fallecen por enfermedades cardiovasculares un promedio de 20 mil habitantes.
A todos nos es necesario practicar hábitos saludables de alimentación, no fumar, crear espacios libres de humo, hacer entrenamiento físico 150 minutos a la semana como promedio e igualmente se pueden incluir los aeróbicos, el control de la presión arterial en el caso de los hipertensos y el de los lípidos en sangre.

Todos debemos hacer ejercicios físicos no menos de tres veces a la semana según las posibilidades y el estado de salud de cada cual. Entre ellos se encuentra caminar, trotar, bailar, nadar y montar bicicleta para que suba la frecuencia cardíaca.

En Cuba existe desde 1989 el Programa Nacional de Rehabilitación.  En relación a la prevención terciaria, los pacientes después de sufrir un infarto cardiaco, los trasplantados o con cirugía cardiovascular, los revascularizados o aquellos con angina de pecho, su incorporación a este programa les permite vivir más años, con mejor calidad de vida e incluida la de la salud sexual.

A estos programas de prevención pueden incorporarse, además, aquellos con factores de riesgo, prevención secundaria, como hipertensión arterial, diabetes, colesterol elevado y obesidad, para evitar el desarrollo de padecimientos cardiovasculares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario