miércoles, 30 de marzo de 2016

Azules al Latinoamericano: de capa caída


Autor: Gabriel García Galano

El equipo de Industriales regresa a su feudo, el remozado Estadio Latinoamericano, luego de dos jornadas aciagas en territorio avileño, durante el inicio de la semifinal que enfrenta a estos dos conjuntos.


Las dos derrotas ponen a los dirigidos por Javier Méndez en una situación difícil, obligándoles a ganar al menos dos juegos en la capital si desean seguir con vida, una tarea que a algunos les parece difícil teniendo en cuenta el claro dominio de Tigres sobre Leones en los últimos años.

Para tener una idea de cómo se comportaron los capitalinos en sus dos primeros choques en el José Ramón Cepero, podemos consultar las estadísticas, que no resultan nada halagüeñas.

Los maderos han quedado silenciados por los serpentineros contrarios, al punto de conectar 15 indiscutibles en 73 comparecencias oficiales al bate, con solo cinco extrabases, cuatro remolques y ni un solo intento (exitoso o fallido) de robo de almohadillas.

El pitcheo ha hecho aguas, y las principales cartas de éxito azules no han podido contener a una desbordada ofensiva de Ciego de Ávila, que ha bateado a sus anchas para compilar .421 de average, un promedio de carreras limpias de 10.34 y WHIP de 2.94, los más elevados de la semifinal.

Trece ponches, catorce boletos, ocho extrabases aceptados y 18 anotaciones en contra son la clave que muestra el mal estado del staff serpentinero azul en el inicio de esta carrera por el título.

La defensa, si bien fue la mejor en la etapa clasificatoria, se ha convertido en un problema que cuesta carreras, pues han cometido 4 errores en 74 lances, para .946, la peor de la semifinal.

No obstante, el regreso a casa siempre es una buena noticia, y toda la afición espera que el equipo se recomponga y luche por mejorar y pasar sobre el rival…por difícil que parezca la empresa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario