miércoles, 16 de marzo de 2016

Ajedrecistas cubanas triunfan en México

Autor: Jesús E. Muñoz Machín

Las ajedrecistas cubanas siguen probando su calidad más allá de las fronteras de la Isla y aunque las lides no siempre son las más exigentes, sirven para mantener las mentes activas ante la escasez de torneos para ellas en el país. 


En días recientes la Gran Maestra (WGM) Oleiny Linares (2285 puntos Elo) y la Maestra Internacional (WIM) Zenia Corrales (2202) ganaron sendas justas en México.

Linares, actual monarca de la mayor de las Antillas, se tituló en el torneo IRT Damas al Ataque 2016, disputado en la urbe azteca de Veracruz. Allí la santiaguera sumó cuatro puntos de cinco posibles para aventajar por desempate a la también antillana y Maestra FIDE (WFM) Mairebis Castillo, dueña de similar acumulado.

Ambas criollas finalizaron con tres victorias y dos tablas, uno de esos armisticios entre ellas en la tercera fecha. El desenlace final pudo favorecer a Mairebis, quien no pasó de la igualdad ante la débil Christina Robles (1353) en el adiós, mientras Oleiny la imitaba ante la WIM Diana Real (2147).

Precisamente las dos rivales de las criollas en la despedida concluyeron empatadas con media unidad menos, pero con Real por delante de Robles según el sistema computarizado Buchholz.

Para Mairebis resultó un certamen provechoso, pues sumó 7,8 rayas a su Elo actual, lo contrario a Oleiny, quien cedió 2,4 tantos, en una lid que tuvo un nivel bajo, con solo tres tituladas por la Federación Internacional, incluidas las cubanas, sin duda las de mayor calidad.

También en suelo azteca conquistó el cetro la pinareña Zenia Corrales, puntera de principio a fin en el evento Casa del Lago Maestro "Juan José Arreola", auspiciado por el centro cultural homónimo, ubicado en el Bosque de Chapultepec, en la Ciudad de México. Dicha instalación forma parte de la Universidad Nacional Autónoma de México, popularmente conocida como UNAM.

La vueltabajera se impuso con 5,5 anotaciones en seis rondas, tras hilvanar cinco éxitos consecutivos y solo pactar unas tablas en la ronda final.

A Corrales la escoltaron la WFM mexicana Jessica Méndez (1934), segunda, y otra de casa, la WIM Elvira Alarcón (1967), tercera, aunque las dos con idénticos 4,5 cartones.

La cubana hizo valer su condición de máxima encumbrada según el Elo, pues con dos mil 202 puntos era la amplia favorita. Ninguna otra rival superaba siquiera los dos mil, aunque siete poseían títulos de la FIDE. Pese a la corona, Zenia vio descender su Elo en 0,8 rayas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario