viernes, 26 de febrero de 2016

El idioma materno


Foto: Teresa Valenzuela

Autora: Teresa Valenzuela

El Día Internacional de la Lengua Materna, fue proclamado por la Conferencia General de la UNESCO en noviembre de 1999. Desde el 21 de febrero de 2000, esta fecha es observada con el objetivo de promover el multilingüismo y la diversidad cultural.


Según el Centro de Información de las Naciones Unidas, las lenguas son el instrumento de mayor alcance para la preservación y el desarrollo de nuestro patrimonio cultural tangible e intangible.

Toda iniciativa para promover la difusión de las lenguas maternas servirá no solo para incentivar la diversidad lingüística y la educación multilingüe, sino también para crear mayor conciencia sobre las tradiciones lingüísticas y culturales del mundo e inspirar a la solidaridad basada en el entendimiento, la tolerancia y el diálogo.

La máster en educación Susana Hidalgo Calzadilla, maestra de segundo ciclo en la escuela primaria Orlando Pantoja, en el este de La Habana, tiene el criterio que el maestro debe ser defensor de nuestro idioma materno.

Lo anterior conlleva a velar por las buenas prácticas, comunicarse adecuadamente con los alumnos, lograr que ellos sean ejemplos a la hora de expresarse correctamente y que no utilicen frases chabacanas, a la vez que pronuncien correctamente las palabras y que se comuniquen correctamente con sus compañeros.

Hidalgo Calzadilla tiene 32 años de trabajo en la escuela primaria Orlando Pantoja de Alamar, de estos 22 como jefa de segundo ciclo que comprende los grados quinto y sexto. “El maestro que da la asignatura lengua española y el resto que imparte las demás deben de velar porque el contenido esté relacionado con la lengua española”.

Puso de ejemplo la elaboración de un texto. “Igualmente cuando exprese su opinión sobre un determinado escrito; se insiste en un contenido ortográfico elaborado con pulcritud, y realizar un conjunto de tareas que permitan que al terminar el sexto grado los alumnos estén preparados en el idioma español”.

Dijo, asimismo, que la familia y la escuela son ejes fundamentales para que el alumno se exprese correctamente: a través de las escuelas de educación familiar se les orienta a los padres temas relacionados con nuestro idioma y se destacan experiencias positivas, como son la práctica de la lectura, talleres literarios, visitas a las bibliotecas, intercambio de los alumnos con sus maestros y padres.

La experimentada maestra exhortó a todos en la Isla a cuidar la lengua materna que es patrimonio de todos los cubanos y de las otras millones de personas que lo hablan en el mundo.

En Cuba existe la convicción de que el idioma materno forma parte de la identidad, la cultura, el patrimonio nacional, y el medio para interactuar y relacionarnos, a la vez que define nuestro comportamiento y quienes somos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario