viernes, 26 de febrero de 2016

¡Atentos a la lucha antivectorial!




Autora: Caridad Labrada Curbelo

Cuba se moviliza hoy con campaña masiva de limpieza, higienización y fumigaciones que eliminen el riesgo de criaderos de los mosquitos del género Aedes para prevenir enfermedades virales como el dengue, chikungunya y zika.


Al respecto, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro Ruz, precisó el 22 de febrero último sobre la necesidad de dar seguimiento a las medidas del Ministerio de Salud Pública (Minsap) y de la Organización Mundial de la Salud que alerta sobre la rápida propagación del virus Zika en 32 países de Latinoamérica, declarándola como una zona de emergencia sanitaria de alcance internacional.

De ahí la importancia de la colaboración ciudadana para estar atentos a las orientaciones sanitarias, con prioridad en la vigilancia epidemiológica y evitar la picadura de mosquitos, así como acudir al médico en caso de fiebre, por lo que la mejor manera de prevenir es eliminando la presencia del vector en las comunidades.

Una vez más la disciplina, responsabilidad y debida planificación de las autoridades sanitarias y la población pueden contribuir al buen éxito de esta nueva batalla por la salud, en la que Raúl Castro significó: “Es necesario que cada cubana y cada cubano asuma este combate como un asunto personal, un problema que le atañe, sobre todo por la responsabilidad que adquiere, en primer lugar, con su familia”.

También
Roberto Morales Ojeda, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y titular del Minsap, informó en La Habana que los trabajadores del sector  brindan su máximo apoyo en la campaña epidemiológica actual para evitar la entrada del virus del Zika.

El ministro reiteró que en Cuba no hay Zika, ni Chikungunya, ni Fiebre Amarilla como en otras naciones del continente, pero precisó que en 55 municipios del país existe alta infestación de los mosquitos del género Aedes, especialmente el aegypti y el albopictus, insectos que transmiten el dengue, por lo cual no se descarta el riesgo de que pueda producirse la transmisión del Zika.

Sobre el particular enfatizó: “Lo importante es batallar para bajar la infestación de esos mosquitos, y tomar medidas para que no se genere transmisión autóctona en la nación caribeña”.

Vale la pena entonces, exhortar y hacer cumplir lo establecido, en una tarea que es de todos y para todos, donde nadie debe rehusarse a las inspecciones, fumigación y sistemático control, en lo que urge como bien precisó el Presidente cubano: “Acometer un programa de saneamiento intensivo en los centros laborales, en las zonas residenciales y dentro de las propias viviendas”.

Para esto igualmente se convoca a los organismos del Estado, organizaciones de masas y la comunidad, con la confianza de vencer los obstáculos que surgen por las condiciones ambientales, el clima y las negligencias humanas que ponen en peligro la salud de una mayoría, para lo cual debemos estar ¡Atentos a la lucha antivectorial!

No hay comentarios:

Publicar un comentario