lunes, 9 de febrero de 2015

Raquel André: realidad y ficción de una artista (+ Fotos)

Los actores Raquel André y Tiago Cadete en la obra teatral Turbo Lento.
Foto: Enviada por el Autor

Autor: Jesús Muñoz Machín
El portuñol (mezcla de portugués y español) como protagonista del diálogo. Un encuentro al filo del mediodía cuando el sol calienta con más intensidad la capital de esta Isla. La obra Turbo Lento, estrenada hace unas semanas solo era un pretexto para conversar con una de sus protagonistas, la actriz lusa (radicada en Brasil) Raquel André.



El Complejo Cultural Raquel Revuelta acogió la puesta en escena de André junto a su compatriota Tiago Cadete, una propuesta que discurrió entre la relación tiempo y espacio, génesis de muchos cuestionamientos sobre la contemporaneidad y el viaje humano en busca de lo que no existe, en lugar de reivindicar lo que nos pertenece.
Turbo Lento es exploración performática, mixtura de lenguajes y estilos que se explicita a través del teatro, danza, artes plásticas, visuales y música.
Sobre las múltiples posibilidades comunicativas de la obra, Raquel expresó: “No queríamos que vieran algo concreto, y por eso dejamos las posibilidades abiertas. Creamos historias con una determinada dramaturgia pero dejamos un espacio a la imaginación de las personas para que cada cual haga su propio viaje.
“Esa forma estética ofrece la posibilidad de que personas de diferentes lenguas y culturas puedan relacionarse con él. Trabajamos con signos universales, que en lugares diferentes tienen diferentes significados, pero fáciles de entender”, revela la muchacha de 28 años.
André ha trabajado con Tiago Cadete en tres oportunidades. “La primera colaboración fue construida a partir de una colección de cartas que intercambió una familia dividida entre Portugal y Bolivia entre los años sesenta y setenta. Con ella (No Digital, 2011) recreamos un momento histórico de dos naciones”, explica.
La segunda obra se llamó Last (2012) y se ideó a partir de frases que dijeron personajes famosos antes de su muerte. Según declara, también fue muy experimental, elemento que define los intereses creativos de quien además de teatro y cine, incursiona en la dirección y en la actualidad cursa una maestría en Artes Escénicas, en la Universidad Federal de Río de Janeiro.
“La maestría se basa en la técnica de la pesquisa. En descubrir cómo el encuentro entre dos personas puede ser un evento performático. Trabajo en los límites de la realidad y la ficción, lo público y lo privado. Por ello, cuando me uno a Tiago es un proceso en el que juntamos nuestras visiones y las múltiples referencias”, subraya.
Y como ese capítulo que no puede ser obviado en su carrera, pese a ser su aspiración fundamental, André habla de su paso por la televisión portuguesa. “Fue un período largo en Portugal, pero no era lo que más deseaba. Siempre me incliné más por el teatro. En la TV todo funciona como una maquinaria que no se detiene y tú solo eres un fragmento de ese gran aparato. Apenas se ve mi huella como creadora”, afirma.
Y antes de concluir el diálogo y a escasas horas de decir adiós a Cuba, hubo unas palabras de la experiencia en la salas cubanas, más allá de la puesta en escena de Turbo Lento. “Me encantó ver que un sábado en la noche los teatros están llenos de personas. Fue emocionante. Eso es difícil de lograr en nuestro país. En cuanto las puestas, solo quiero decir que nos fue difícil entender algunas cuestiones por la cantidad de referencias locales”.
El próximo encuentro con Tiago será en Argentina, el venidero mes de marzo, cuando recreen una vez más Turbo Lento con el deseo de más que respuestas, dejar muchas incertidumbres. Por lo pronto, Raquel se sigue su búsqueda, experimentación artística entre realidad y ficción que la define como artistas, pero también como ser humano.
Momentos de la obra Turbo Lento. Foto: Enviada por el Autor
Momentos de la obra Turbo Lento. Foto: Enviada por el Autor
Raquel André en la obra teatral Turbo Lento. Foto: Enviada por el Autor.
Raquel André en la obra teatral Turbo Lento. Foto: Enviada por el Autor.
La obra Turbo Lento es exploración performática, mixtura de lenguajes y estilos que se explicita a través del teatro, danza, artes plásticas, visuales y música. Foto: Enviada por el Autor.
La obra Turbo Lento es exploración performática, mixtura de lenguajes y estilos que se explicita a través del teatro, danza, artes plásticas, visuales y música. Foto: Enviada por el Autor.
Artículos relacionados:
Turbo lento, contradicciones y contrastes en la tablas

No hay comentarios:

Publicar un comentario