jueves, 19 de febrero de 2015

Liquidación en esfera empresarial cubana


Empresa Municipal del Coco, en Baracoa,
Guantánamo. Foto: Internet
Autor: Jorge Rodríguez Hernández

Hace apenas un quinquenio la noticia acerca de una liquidación era imposible que se diera en la esfera empresarial cubana. Pero las 313 reformas aprobadas en el Sexto Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC), efectuado en abril de 2011, han dado un giro de 360 grados en la forma, métodos y estilos de trabajo, a la hora de gestionar los recursos materiales, económicos, financieros y humanos en las entidades de la Isla.


La información llegó del extremo más oriental del país, Baracoa, donde la Empresa Municipal del Coco- el fruto de los cien usos por su diversidad de empleo-, se liquidó y extinguió, conforme a lo estipulado en la política económico-social en curso.


Tras más de cinco meses de impagos a más de mil campesinos, dado su descapitalización, el Estado asignó una cifra superior a un millón 270 mil pesos a la citada entidad, para pagar dicha deuda, luego de lo cual se procedió a la disolución de esa empresa, como estipula el Lineamiento 17 aprobado en el citado evento del PCC.


Este último plantea que “las empresas estatales o cooperativas que muestren sostenidamente en sus balances financieros pérdidas, capital de trabajo insuficiente, que no puedan honrar con sus activos las obligaciones contraídas o que obtengan resultados negativos en auditorías financieras, serán sometidas a un proceso de liquidación o se podrán transformar en otras formas de gestión no estatal, cumpliendo con lo que se establezca al respecto”.


Con lo ocurrido en esta entidad de Baracoa, las más de 20 empresas de La Habana, pertenecientes a la economía territorial y de subordinación local, que al cierre del año 2013 reportaban pérdidas, recibieron una señal de alerta. Tal es el caso de Metrobus, de la Dirección Provincial de Transporte, con más de un millón 680 mil pesos, y de su similar Empresa de Servicios Técnicos del Hogar, que reportó más de 898 mil pesos en pérdidas. Las mismas están subordinadas al Consejo de la Administración Provincial (CAP)-gobierno de la capital-.


En julio de 2011, La Habana tenía 69 empresas que operaban con pérdidas (capital negativo), cifra que se ha reducido a una tercera parte, al cierre de junio de 2014.

No hay comentarios:

Publicar un comentario