martes, 11 de noviembre de 2014

Política integracionista de calidad para el turismo

El comienzo de la temporada alta de turismo en Cuba,
presupone hoy más exigencia en la calidad.
Foto:
www.viajehotelescuba.com
Autora: Caridad Labrada Curbelo

El comienzo de la temporada alta de turismo en Cuba, presupone hoy más exigencia en la calidad, a partir de las disímiles ofertas de productos y servicios del sector estatal y por cuenta propia.

Según estadísticas oficiales del Instituto de Planificación Física y Economía,  continúa en ascenso la incorporación de trabajadores que optan por la autonomía económica y estos dan ventaja a La Habana, entre los 473 mil 475 integrados a ese sector de la isla, hasta el cierre de septiembre último.


Actualmente, diversas actividades resultan novedosas, a la manera de quienes se interesan en el sector turístico, mediante ofertas competitivas en materia de alojamiento, gastronomía y arte culinario, excursiones, venta de productos autóctonos y servicios de excelencia, con añadido de valores agregados, sobre todo en el transporte, fotografía, organización de cenas y fiestas.

Con el objetivo de hacer más dinámico y eficaz el desarrollo del sector, liderado por el Ministerio de Turismo (MINTUR), la legalidad Socialista consolida un sistema integral de autofinanciamiento y estudia mecanismos de abastecimiento a las entidades turísticas, además de facilitar nuevas formas no estatales que complementan el crecimiento de la industria sin chimeneas.

De acuerdo al Código del Trabajo, existe la obligatoriedad del contrato de empleo para el sector no estatal, deberes y derechos en cuanto a jornada laboral que no exceda las 44 horas semanales, disfrute de un día de descanso en la semana, vacaciones anuales y la posibilidad de incluir los portafolios turísticos privados en las estatales agencias de viajes y receptivos cubanos.

Asimismo, son ingeniosas las propuestas de quienes deciden emprender negocios con las autoridades municipales del Turismo, para el traspaso, restauración y devolución a la vida útil de establecimientos gastronómicos otrora administrados por el Estado, por lo que se estima incorporar paulatinamente a unos siete mil restaurantes del país.

En general, el MINTUR y la gastronomía nacional dinamizan su primera etapa de perfeccionamiento empresarial, con la aprobación de 21 cooperativas turísticas, desde una primera experiencia en el restaurante La Divina Pastora, ubicado en el Parque Histórico Morro Cabaña, Patrimonio Cultural de la Humanidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario