lunes, 10 de noviembre de 2014

Normas y usos de la lengua se vinculan a la cotidianidad


Normas y usos de la lengua se vinculan a la cotidianidad. Foto: Cubadebate

Autora: Teresa Valenzuela

Existe una voluntad política y articulación en Cuba de las instituciones principales del estado en pos de las adecuadas maneras de comportamiento.

Al respecto, el Doctor en Ciencias Pedagógicas Juan Ramón Montaño, metodólogo nacional del Departamento de Formación Inicial del Profesional del Ministerio de Educación, destacó a la COCO que no obstante los esfuerzos, no siempre se alcanzan buenos resultados.

Puso de ejemplo que cuando caminamos por las calles o usamos vehículos para transportarnos de un lugar a otro, vemos que no siempre tenemos buenos modelos lingüísticos; de igual forma sucede -dijo-,  en la televisión, el periodismo radial y escrito; también atentan las carreras pedagógicas para los jóvenes que no les resultan atractivas.

Indicó que tenemos un grupo de condicionantes que gravitan sobre el buen uso de la lengua y que están estrechamente vinculadas a la vulgaridad, al mal gusto que se entronizó en algunos sectores de la población, y que atentan contra los esfuerzos que se desarrollan desde la televisión, la radio, la prensa y desde las instituciones del Estado.

El experto agregó que estos temas están relacionados con la manera que tiene cada cual de pensar, de la voluntad en la familia, en cada ser humano, de índole social en las instituciones y lugares de trabajo para que las personas se expresen por vía oral y escrita de manera adecuada.

El objetivo es ganar en la imagen de un hombre y una mujer cubanos cultos que se expresen adecuadamente. El doctor Montaño dijo a continuación: “No me digas que títulos tienes, sino cómo hablas, y yo te juzgaré, porque no estamos hablando de un problema formal, relacionado con la  simple belleza, sino de la pulcritud a la hora de expresarnos, por lo que las buenas maneras de educarnos se reflejan en el lenguaje; de ahí la importancia de ser cortés, veraz, claro en lo que decimos, y cómo lo decimos. Son reglas del buen comportamiento social que mucho tienen que ver con las normas y los usos de la lengua. Todos sabemos que en última instancia la manera que tenemos de expresarnos es reflejo además de la forma que tenemos de pensar.

En todo ese empeño los maestros deberán ser ejemplo para las nuevas generaciones, por lo que será necesaria una constante preparación a la hora de impartir una clase en el idioma de Miguel de Cervantes y Saavedra considerado una de las máximas figuras de la literatura española, universalmente conocido por escribir Don Quijote de la Mancha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario