miércoles, 12 de noviembre de 2014

¡Bloqueo no, Cuba sí!

Autor: Caridad Labrada Curbelo
FIHAV 2014 fue una firme respuesta
de Cuba y una gran cantidad de países
al ilegal bloqueo norteamericano.
(Foto: exportnews.com.br)
La nutrida presencia de empresarios de más de 60 naciones en la XXXII Feria Internacional de La Habana (FIHAV 2014), y el interés de una treintena de éstos por establecerse en la Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZED), corrobora el fracaso político de Estados Unidos contra Cuba.


Aunque el bloqueo económico, financiero y comercial norteamericano persiste como agresión de daños considerables para la economía de la Isla y del mundo por más de medio siglo, el deseo del sector empresarial asistente a la recién concluida cita de negocios, corrobora la decisión de acceder a un mercado que generaría empleos e ingresos, en tiempos de crisis internacional.

Del 2 al 8 de noviembre último, la tradicional celebración anual propició la ampliación del conocimiento sobre la Ley de Inversión Extranjera, aprobada por el Parlamento cubano en marzo de 2014, así como las oportunidades que esta ofrece en la isla, a partir de los 32 proyectos de la ZED, enfocados fundamentalmente en la industria, el sector agroalimentario y las energías renovables.

A propósito, muchos de los empresarios asistentes a FIHAV 2014, aceptaron la Guía del Inversionista como incentivo para familiarizarse con el marco regulatorio seguro, ventajoso y de futuro estable prometido, donde hombres de negocios de más de 36 países hacen caso omiso al bloqueo y ya gestionan su establecimiento en el espacio económico abierto, al norte de la provincia de Artemisa.

“Como una puerta de Cuba abierta al mundo” distinguió a la ZEDM, su Directora General Ana Teresa Igarza Martínez, quien informó: “A principios del año próximo estarán oficialmente asentadas algunas empresas foráneas de las que actualmente tienen presentados sus proyectos”.

Sin dudas, muy buen augurio para el desarrollo de la construcción, biotecnología e industria farmacéutica en Cuba, entre otros sectores económicos potencialmente disponibles para acceder a una mayor contribución científico-tecnológica foránea, para asestarle un golpe más al bloqueo estadounidense.

Según la legislación cubana, la inversión extranjera podrá ser autorizada en todos los sectores, con excepción de los servicios de salud y educación a la población, y de todas las instituciones armadas, salvo en sus sistemas empresariales.

El Consejo de Ministros es el facultado para aprobar las oportunidades de inversión extranjera que se promocionarán, así como las políticas generales y sectoriales que la rijan.

Todavía el enfoque real del bloqueo a Cuba subsiste como un mal negocio, por el cual Estados Unidos dedica millonarias sumas de dinero que desde 1959 sólo consigue ganarse el apoyo de una minoría mercenaria y anticubana, pero la mayoría de las naciones odian la crueldad de una estrategia obsoleta y divisoria de la propia economía estadounidense.

Así se confirma cada año en la mayor bolsa comercial de convocatoria internacional de la isla caribeña, donde empresarios amigos exclaman: ¡BLOQUEO NO, CUBA SÍ!

No hay comentarios:

Publicar un comentario